Escuela se tambalea

Escuela ignorada… Las condiciones de la escuela Primaria "Josefa Ortiz de Domínguez" de San Mateo Oxtotitlán, Toluca, han propiciado descontento entre la comunidad docente y estudiantil. Tras el sismo del 19 de septiembre la infraestructura de esta institución quedó fracturada. Aunque cuenta con dictamen de seguridad, padres de familia no quieren dejar a sus hijos porque el edificio tiene fracturas considerables. (Foto: Francisco Martínez)

* Primaria de Otzacatipan, Toluca, presenta grietas y afectaciones en gran parte de la estructura.

Guillermo GUADARRAMA

Con únicamente el dictamen de Protección Civil, la escuela Primaria Josefa Ortiz de Domínguez, ubicada en la localidad de San Mateo Oxtotitlán en Toluca, comenzó sus clases por instrucciones de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), acto que ha inconformado a padres de familia e incluso al director de esta institución, Efraín de la Cruz Casares, por no tener un oficio que avale la seguridad de alumnos y docentes.
«Se han recibido instrucciones directas de las autoridades educativas pero únicamente se cuenta con un oficio de Protección Civil donde se especifica que la institución no tiene grandes anomalías que afecten la integridad de los estudiantes, para el regreso a clases, sin embargo necesitamos que se nos agilice el dictamen del Instituto Mexiquense de Infraestructura Física Educativa (IMIFE), que tanto solicita el padre de familia», comentó Efraín de la Cruz.
El director de esta institución dijo unirse a los padres de familia en exigir la llegada de elementos del IMIFE para que exista un dictamen que asegure la integridad física de los estudiantes y maestros.
Según lo comentado por el director, el IMIFE ha prometido su pronta valoración a esta institución, misma que hasta el momento no se ha efectuado, por lo que como medida preventiva, esta institución da la opción a los padres de familia de llevar a sus hijos a la escuela o trabajar desde casa a través de redes sociales y llamadas telefónicas, sin la necesidad de que el niño se presente a la escuela.
“Estamos en contacto con los padres de familia se les están enviando los trabajos que van de alguna manera en razón de los programas educativos a los que estamos acatados”.
Ante la opción de elegir entre llevar o no a los alumnos, el director de esta institución aseguró que de manera gradual es como se van reintegrando los estudiantes a las instalaciones de esta institución, tras darse cuenta que en efecto no hay peligro de estar en esta escuela.
Sin embargo la institución, mantiene acordonada la zona dañada y el director aseguró que se hacen guardias con los maestros, para que los niños no se acerquen a esta parte de la institución.
Cabe destacar que la institución también tiene una parte en obra negra por la construcción de dos nuevas aulas en el lugar, caso que pone en peligro la integridad de los niños.