Estamos comprometidos con la paz y la justicia

El Secretario de Gobierno, Manuel Espino aseguró que el Ayuntamiento está comprometido con la Cuarta Transformación, encabezada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y decidido a honrar el esfuerzo pacificador del Benemérito de las Américas.

*Gobierno de Naucalpan rechazó declaraciones de Felipe Calderón.

El Gobierno de Naucalpan refrendó su compromiso de paz y respeto a los derechos de los mexicanos, luego de las acusaciones sin fundamento que hiciera ayer el exmandatario, Felipe Calderón Hinojosa, hacia la demarcación.
El Secretario de Gobierno, Manuel Espino Barrientos, recordó los preceptos de paz, justicia y respeto a las libertades que instauró el expresidente de México, Benito Juárez, en el país.
Aseguró que el Ayuntamiento está comprometido con la Cuarta Transformación, encabezada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y decidido a honrar el esfuerzo pacificador del Benemérito de las Américas.
“La Presidenta Municipal, Patricia Durán, es una mujer valiente y decidida, pero pacífica; frente a quienes vengan aquí a decir lo contrario, como lo hizo ayer uno de los Presidentes más violentos que ha tenido México, que vino a insultar al gobierno Municipal de Naucalpan de Juárez; ratificamos el compromiso con la Presidenta Municipal de aportar desde Naucalpan un esfuerzo extraordinario por la paz”, externó Espino Barrientos.
Asimismo, reiteró el compromiso de la actual Administración Municipal de respetar todas las expresiones políticas y de generar un marco de sana convivencia en beneficio de los naucalpenses.
Durante la ceremonia de honores a la Bandera, el Secretario de Gobierno, acompañado de integrantes del cuerpo edilicio y funcionarios municipales, develó la estatua en bronce de Benito Juárez en el frontispicio del Palacio Municipal, misma que estuvo ubicada en distintos puntos de la demarcación en sus 46 años de historia.
Espino Barrientos señaló que esta develación ocurre en el marco del 152 aniversario del inicio de la llamada República Triunfante, establecida por Juárez el 15 de julio de 1867, tras haber superado la invasión francesa y el 147 aniversario luctuoso del mismo Presidente.
Los trabajos de reubicación de la imagen de 4 metros de altura y mil 900 kilogramos de peso, se realizaron durante una semana y con un mes previo de planificación, todo supervisado por la Secretaría de Cultura de la Administración.