Evo Morales denuncia “golpe de Estado” en Bolivia

0
28
FOTO NTX

REDACCIÓN

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se declaró hoy ganador de las elecciones presidenciales del domingo y denunció que está en marcha un golpe de Estado alentado por la derecha, con apoyo internacional, por lo que llamó al pueblo a organizarse y defender la democracia.

En conferencia de prensa desde la Casa Grande del Pueblo, sede presidencial, exhortó a organismos internacionales y a los bolivianos a defender la democracia. “Llamó a la población a organizarse y prepararse para defender la democracia que ha costado sangre para recuperar», anotó.

Para el mandatario, «hasta ahora hemos aguantado y soportado con paciencia para evitar la violencia, no hemos entrado en la confrontación no vamos a entrar, pero vamos a defender la democracia”, indicó.

En su comparecencia ante la prensa, llamó «a seguir construyendo la paz con justicia social» y a continuar «trabajando por el crecimiento económico», según reportes del diario boliviano La Razón.

Consideró que el golpe de Estado se expresa en las movilizaciones que impiden el conteo de votos de las elecciones al destruir dependencias de los tribunales electorales departamentales (TED) y los ataques a las casas de campaña de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Durante estas jornadas fueron incendiadas las dependencias de los TED de Chuquisaca, Potosí, Pando, Santa Cruz y Beni, además de casas de campaña del partido oficialista en Oruro, Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija y Cochabamba.

Morales, quien gobierna el país desde enero de 2006, insistió en que volvió a ganar las elecciones y ratificó que está “casi segurísimo” de que con el recuento de votos en las áreas rurales su victoria se dará en primera vuelta.

“Aunque el conteo del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) dijo que ganamos, somos respetuosos al informe oficial que brindará el Tribunal Supremo Electoral”, aseguró.

La denuncia de Morales se produce tras dos días de manifestaciones, algunas violentas, de sectores de clase media urbana convocados por el candidato y expresidente Carlos Mesa, quien alega haber obtenido los votos suficientes para llegar a una segunda vuelta y denunció un presunto fraude a favor del actual mandatario.