Evo Morales deroga decreto sobre producción de litio

0
28

REDACCIÓN

El gobierno de Bolivia derogó el decreto que establece la alianza entre Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) y la alemana ACI Systems (ACISA) para la industrialización de litio, que activó una serie de medidas de presión y desató múltiples protestas en el país, confirmaron hoy fuentes oficiales.

     El gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, confirmó la veracidad de la abrogación de la polémica norma que activó una serie de medidas de presión en Potosí desde comienzos de octubre. “No voy a dar valoraciones”, declaró al diario La Razón.

      El gobierno tomó la decisión de abrogar el Decreto Supremo 3738 del 7 de diciembre de 2018, que demandaba el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que aún no reciben el documento oficial, añadió el diario.

El presidente del Comité de Movilizaciones de Comcipo, Ramiro Subia, declaró por su parte, «que les llegó una copia del documento pero no tiene ningún tipo de formalidad, como sellos y quiénes firman por lo que lo calificó como “dudoso”.

Se trata del Decreto Supremo 4060 que fue aprobado el 2 de noviembre en gabinete ministerial. El único artículo de esa norma señala que «se dispone la abrogación del Decreto Supremo 3738. El nuevo decreto deroga al anterior.

El gobernador Juan Carlos Cejas, informó sobre la derogación de la norma que preveía la empresa mixta para industrializar la producción de litio en el salar potosino de Uyuni, que deacuerdo con el gobierno boliviano posee las mayores reservas mundiales de este mineral con unos 21 millones de toneladas.

El Comcipo inició en octubre pasado una serie de movilizaciones exigiendo al gobierno dar más beneficios a la población por la explotación del litio, al considerar que solo favorecía a multinacionales extranjeras. A juicio de ese comité, la norma conllevaba un “entreguismo” de los recursos naturales por parte del Gobierno.

La región de Potosí, en la zona andina de Bolivia, tiene más de 800 mil de los 11 millones y medio de habitantes del país y la minería es uno de sus principales recursos económicos.

El acuerdo con la empresa alemana preveía que YLB aportará 51 por ciento y ACI Systems el 49 por ciento de la sociedad conjunta, con un capital de alrededor de diez millones de dólares. La sociedad mixta fue anunciada en diciembre del año pasado para la producción de baterías con el litio extraído del salar de Uyuni.

La inversión de la que se habló entonces para una planta industrial de cátodos y de baterías sería cercana a 900 millones de dólares, en un plazo de unos tres años para comenzar la producción.