Fabbro sostiene que no violó a su ahijada

Foto Especial

* A casi siete meses de su detención, el futbolista podría tener la prueba contundente de su inocencia

Por Monick Huitrón

Como periodista  es difícil tratar ciertos temas, sobre todo si tiene que ver con la vida personal  y privada de una figura. Por ello, ante todo, quiero ser absolutamente respetuosa al escribir sobre un tema tan sensible y delicado como lo es el caso del futbolista paraguayo, Jonathan Fabbro, acusado de abuso sexual a una menor de edad.

Después de permanecer detenido en México desde el mes de diciembre, y de ser extraditado a una prisión de Argentina el mes pasado, para enfrentar las duras acusaciones que pesan en su contra,  el ex jugador de Lobos Buap, ha sorprendido con sus recientes declaraciones que forman parte de su defensa.

Fabbro ha dicho que está dispuesto a que se le realicen estudios físicos para comprobar su inocencia. Dichos estudios estarían enfocados a que el juez analice el tamaño de su pene, que dicho por el propio futbolista, supera los estándares de lo normal ya que es demasiado grande, y que después, juzgue si una niña podría ser violada sin causarle serios daños.

La denuncia sobre el futbolista la realizó la madre de la niña, quien asegura que todo se descubrió cuando encontraron mensajes de WwhatApp en el celular de la menor, entre ella y Fabbro, dejando al descubierto la serie de abusos a los que había sido sometida.

Jonathan Fabbro fue detenido el 20 de diciembre en Puebla, cuando aún formaba parte del equipo de fútbol Lobos Buap y enfrenta cargos por abuso sexual de su ahijada de 11 años. La denuncia especifíca que el futbolista, supuestamente, abusó de la niña desde el año 2015 hasta el 2017. Además de esta denuncia radicada en Argentina, hay otra más en su contra, por violación a una niña de cinco años en Paraguay.

 

 

 

 

 

Artículos similares