Fernando Schwartz, una impecable trayectoria

Foto Especial

* Más de 40 años lo avalan como un master de la comunicación deportiva y su trabajo vuelve a ser reconocido.

Por Monick Huitrón

Hace unas horas fue reconocido con el Cabeza de Pakal, una presea que se le entrega a figuras destacadas por parte de la Federación Mexicana de Constructivismo y Fitness, y la reciente edición de Mr. México, fue el escenario para celebrar la gran trayectoria de Fernando Schwartz.

La impecable labor que Fer ha desarrollado a lo largo de tantos años, lo ha convertido, no sólo en un líder indiscutible en periodismo deportivo; su credibilidad y prestigio, se han extendido a las nuevas generaciones que lo ven como una inspiración y modelo a seguir.

Pero, no solo es su vasta experiencia la que lo coloca como un master de la comunicación; son su sencillez y calidad humana, los que le dan ése valor agregado a todo lo que conforma su historia y legado.

Desde sus comentarios y apuntes en el programa Comentando el fútbol, allá por 1974, en los inicios de su carrera, pasando por su llegada a Televisa en 1977, donde le tocó cubrir los eventos más grandes, además de convertirse en el titular de deportes dentro de los noticieros 24 Horas y Muchas Noticias, continuando su paso por importantes cadenas televisivas, como Telemundo, ESPN y Univisión, hasta su actual etapa en Fox Sports.

Definitivamente, los magnos eventos deportivos se vuelven más relevantes e intensos, por el comentarista que los va narrando, y Fernando Schwartz se convirtió en pieza clave en las transmisiones de olimpiadas, mundiales,  panamericanos y peleas de box. Su exquisita y fina manera de contar el deporte, además de sus amplios conocimientos en todas las disciplinas, lo convirtieron en un hombre indispensable en el negocio del cronismo y periodismo deportivo.

Hoy, Fer está recogiendo la cosecha de tantos años entregado al deporte desde la mesa de análisis y desde la narración. Es amigo de los grandes: Pelé, Maradona, Hugo Sánchez, Julio César Chávez, entre muchos más. Pero, es también, una de las figuras más queridas y respetadas por todos. Su nombre y su firma, son marca registrada y avalada por un gremio que lo reconoce como uno de los más grandes cronistas que ha dado México al mundo deportivo.