Fomenta IMSS Tecate prevención de infección de oído en menores

REDACCIÓN

Con el objetivo de evitar el dolor de oído que se describe frecuentemente como una sensación de presión, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), emitió recomendaciones para prevenirlo en menores de esta ciudad.

El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) del IMSS en Tecate, Ramón Rojo López, informó que el dolor de oído es provocado por una infección derivada del virus o bacterias que entran en el cuerpo a través de nariz y boca.

Señaló que las principales causas relacionadas son lesiones, inflamación, infección del conducto auditivo de oído externo, neurología (causado por la irritación de los nervios) e infecciones de garganta, ocasionando dolor y fiebre.

Resaltó que los síntomas son percibidos como presión con dolor, sordera parcial, mareo, náuseas, vómitos y fiebre, que cuando se inflama el conducto auditivo externo o se rompe el tímpano, puede drenar, ceder infección y disminuir el dolor.

“Los niños pequeños tienen más probabilidades de presentar este tipo de afecciones; normalmente comienzan tirándose o rascándose la oreja, asimismo inician con problemas de audición, irritabilidad y fiebre”, expresó el médico del IMSS.

Rojo López, indicó que los bebés alimentados con leche materna son menos proclives a las infecciones, debido a que contiene anticuerpos que los ayuda a protegerse de los dolores.

“Cuando el bebé toma biberón recostado de espaldas, es probable que la leche entre en la trompa de Eustaquio, es mejor sostenerlo semi-erguido mientras come”, manifestó.

Explicó que los menores más propensos a este tipo de padecimientos son lo que están expuestos al humo del cigarro, quienes tienen antecedentes familiares de infecciones, los prematuros con poco peso al nacer y los varones.

Enfatizó que no se debe suministrar aspirina ni ningún otro medicamento sin la aprobación del médico ya que está asociada con el síndrome de Reye, enfermedad fatal que puede ocurrir en niños que tienen ciertas infecciones virales.

Rojo López puntualizó que en la mayoría de los casos, el dolor desaparece por sí solo después de unos días de tratamiento con antibióticos.

Sin comentarios

Dejar respuesta