Fue mi error y lo siento

El presidente y fundador del gigante tecnológico Facebook, Mark Zuckerberg, asumió ayer toda la culpa ante el Senado de EE.UU. del abuso de la compañía Cambridge Analytica, que utilizó los datos de millones de usuarios de la red social para la campaña electoral del actual presidente estadounidense, Donald Trump.

* Zuckerberg asume responsabilidad total por errores de Facebook.

Washington.- Mark Zuckerberg, el presidente del gigante de las redes sociales, Facebook, asumió la total responsabilidad por los errores que comprometieron la información de casi 90 millones de usuarios.
Durante una audiencia legislativa ante los comités Judicial y de Comercio del Senado, el joven de 33 años que empezó Facebook en un dormitorio de la Universidad de Harvard en 2004, reconoció que no hizo lo suficiente para evitar que su ecosistema fuera usado con fines maliciosos.
“Eso incluye noticias falsas, interferencia foránea en las elecciones, palabras de odio, así como desarrolladores de programas y privacidad de datos”, señaló Zuckerberg ante los senadores y en medio de una nube de fotógrafos y periodistas que cubrió la audiencia.
“No asumimos una visión suficientemente amplia de nuestra responsabilidad y eso fue un gran error. Fue mi error y lo siento. Yo empecé Facebook, yo lo dirijo y soy responsable por lo que pase”, remató.
Zuckerberg, quien logró hacer crecer su empresa de apenas unos cientos de estudiantes de las universidades élite de Estados Unidos a más de 2.2 mil millones de usuarios en 14 años, fue virtualmente regañado por varios senadores, algunos de los cuales lo duplican en edad.
“Los usuarios merecen saber cómo su información es compartida y protegida”, le dijo el octogenario senador Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial.
El presidente del Comité de Comercio, John Thune, señaló que los senadores deseaban saber cómo Facebook iba a encarar las “significativas preocupaciones sobre el papel de la empresa en la democracia, los malos actores y la privacidad de los usuarios”.
Apenas la semana pasada, Facebook reconoció que hasta 87 millones de usuarios fueron afectados por el posible uso indebido de su información personal por parte de la consultoría política Cambridge Analytica, en las elecciones presidenciales del 2016.
Cambridge Analytica, fundada por quien sería después el jefe de campaña de Donald Trump, obtuvo sin permiso de Facebook datos de los perfiles de millones de usuarios, que luego habrían sido aprovechados para reorientar los votantes durante las elecciones presidenciales de 2016.
Facebook también enfrenta una investigación de la Comisión Federal de Comercio y de procuradores generales de al menos 37 estados y territorios que solicitan información a la compañía sobre sus procedimientos de seguridad de datos.
Zuckerberg aceptó en la audiencia legislativa que ahora entiende que no es suficiente darle a los usuarios herramientas para conectarse entre sí.
“No basta con darle a la gente una voz, tenemos que asegurarnos que no la estén usando para perjudicar a otras personas o propaguen desinformación”, señaló.
Zuckerberg se comprometió a enviar al Senado una serie de propuestas de legislación que ayuden a proteger la privacidad de los usuarios.