Fuerte crecimiento del hambre en Venezuela

Montego Bay.- En el marco del Día Internacional de la Mujer, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano Da Silva, en compañía de Karl Samuda, ministro de Comercio de Jamaica encabezaron la rueda de prensa en el cierre de la 35 Conferencia Regional de la FAO donde señalaron que el desarrollo sustentable es imposible sin las mujeres rurales e indígenas.

* Hay una crisis económica y una crisis política,
dijo Julio Berdegué, representante regional de la FAO
para América Latina y el Caribe.

Montego Bay, Jamaica.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) observa un fuerte crecimiento del hambre en Venezuela con niveles inéditos en el país petrolero en los últimos dos años.
Datos vertidos por la FAO en el marco de su 35 Conferencia para América Latina y el Caribe indican que durante ese periodo el 13 por ciento de la población venezolana se ubica en situación de hambre.
Esa cifra representa un incremento de 3.9 puntos porcentuales, o 1.3 millones de personas, en esa situación respecto al período previo de tres años.
“Venezuela es un problema significativo. Hay una crisis económica y una crisis política y probablemente este aumento fuerte del hambre esté asociado a la situación económica del país”, dijo a Notimex Julio Berdegué, representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe.
Agregó que en ese país sudamericano hay un déficit en la producción de alimentos, tiene problemas para importar bienes de primera necesidad a consecuencia de la situación económica “y eso complica efectivamente el problema del hambre”, detalló el directivo de la FAO.
Al presentar la víspera su ponencia en el marco de la conferencia, Luisa Gutiérrez, asesora de comercio de la embajada de Venezuela en Jamaica, atribuyó la dificultad de acceso a los alimentos y a obtener recursos necesarios para la agricultura “al bloqueo” de Estados Unidos.
Gutiérrez dijo que son “las medidas unilaterales de las que Venezuela es objeto hace un tiempo reciente que se traducen en un verdadero bloqueo financiero que obstaculiza no solo obtener recursos necesarios para la agricultura, sino también el acceso a los alimentos”.
La escala de hambre del informe de la FAO “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2017″ úbica a la nación petrolera casi al mismo nivel que países como República Dominicana con 13.5 y por encima de otros como Panamá (9.3) y El Salvador (12.3).