Guardia Nacional debe operar de una manera independiente

La Guardia Nacional debe actuar y operar de forma independiente y sus funciones no queden de ninguna manera a la orden o disposición de alcaldes, gobernadores o procuradores de justicia", señaló el diputado Ulises Murguía.

Tlalnepantla, Méx.- El diputado Ulises Murguía Soto, presidente de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional del Congreso de la Unión, destacó a propósito del más reciente anuncio de la puesta en marcha de la Guardia Nacional, aprobada por unanimidad en el Senado de la república y por mayoría en la Cámara de Diputados federal que “resulta Importante que la nueva institución actúe y opere de forma independiente.
“Que sus funciones no queden de ninguna manera a la orden o disposición de alcaldes, gobernadores o procuradores de justicia”.
Hizo ver que eso limitaría sus resultados dada la poca experiencia de actores políticos como los mencionados, “quienes han demostrado por más de 30 años su incapacidad para abatir la delincuencia.
“Éstos mismos sólo se han conforman con hacer operativos de impacto social, haciendo retenes contra la población civil, con escasos resultados y en su mayoría sólo con la detección de armas que, en su mayoría, son de escoltas o choferes sin ningún permiso de portación”.
Recordó el legislador federal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por el estado de México, que la propia portación de arma de fuego resulta muy complicada de obtener “por la misma corrupción que impide algo tan necesario hoy en día”.
Murguía Soto abundó que en donde sí deberían dar frutos esos mismo retenes “es en el transporte público, pero por el mismo error de hacerlo junto a los cuerpos de policía municipales y estatales, la información se fuga y son muy pocos los resultados positivos.
“Por eso indispensable crear la ley secundaria con la que se prohíba a la Guardia Nacional quedar bajo el mando de alguna autoridad municipal o estatal y sólo limitarse a conocer su problemática más en temas de inseguridad”.
Dijo que de este modo “también protegemos y dejamos al margen de amenazas y actos de venganza por partes de los grupos delictivos a quienes conformen la nueva guardia, pues al saber que los más diversos actores políticos están al mando de los operativos, la propia autoridad hace más vulnerable a los miembros de la nueva institución”.