Ha llegado El Buen Fin a Toluca

0
45
Foto: Victoria ACEVEDO

POR Pameli POPOCA 

 

Todo el país se adorna de rojiblanco, pues se acabó la espera para volver a< vivir esta nueva tradición, instaurada desde el año 2011, donde los mexicanos, en apariencia, vamos a gozar de un fin de semana de ofertas, promociones y descuentos al realizar nuestras compras durante este periodo; se llama El Buen Fin, y su objetivo es que las familias adquieran a los mejores precios esos productos que en otras circunstancias son difíciles de adquirir y –por qué no- adelantar algunas compras de Navidad.  

El Buen Fin se ha consolidado a lo largo de su relativamente corta existencia como el evento comercial más importante del año en México, prueba de esto, es salir a las calles, principalmente en las ciudades (aunque cualquier negocio registrado podría participar) y simplemente mirar en cualquier dirección para entender que sin dudas es un evento exitoso en el que mucho quieren participar. A lo largo de la semana pudimos ser testigos de cómo el sector comercial tiró la caza por la ventana, adornando y haciendo lucir radiantes sus productos mientras en los medios de comunicación ya se anunciaban las ofertas que traerían las grandes empresas.  

Durante estos días veremos a la comunidad vuelta loca, buscando, casi a modo de un juego, las mejores ofertas para saciar la mayor cantidad de necesidades. Los comercios ya anuncian con carteles su afiliación a El Buen Fin, lo que genera confianza en los consumidores; otros negocios no se afiliaron, pero aún así anuncian rebajas y promociones en su mercancía; incluso los informales acuden a la creatividad para, de alguna forma, pertenecer y sacar todo el provecho posible, cosa que entendieron muy bien las cadenas y negocios de comida, quienes, al no bajar sus precios, recibirán en su totalidad los beneficios económicos del turismo de El Buen Fin.  

A través de los medios de comunicación y las redes sociales se han ido dando a conocer, desde años pasados, consejos e información relevante para conducirse de manera inteligente a lo largo de estos días, ante el constante bombardeo de ofertas y la necesidad inmediata de hacer compras de pánico. En internet es posible hallar notas, reportajes e incluso muy buenos artículos realizados por periodistas y académicos acerca de algunas realidades acerca de este tipo de eventos comerciales, y se puede resumir en que, de manera general se aconseja: comparar precios (no dejarse llevar por la primera oferta) y ahorrar (estar conscientes de que en verdad se está ahorrando).  

Durante sus 9 años, este evento ha estado rodeado de controversia, principalmente porque, en el supuesto de que su objetivo –como lo marcan en su sitio web- es el de “reactivar la economía nacional en beneficio de las familias, fomentando el consumo, pero sobre todo mejorar la calidad de vida de todas las familias mexicanas”, en algunos casos terminan en largos y costosos adeudamientos que de hecho reducen la calidad de vida de las familias, como el caso de una tienda que, al comprar a crédito cierta cantidad de mercancía te dan la posibilidad de participar en una rifa para ganar una casa en la playa, premio que obviamente solo se llevará una persona.