Hablar de sexo con visión integral disminuiría niveles de violencia y discriminación

REDACCIÓN

En México es necesario hablar de educación en salud sexual, en la medida en la que se comiencen a abordar estos temas con mayor apertura con las poblaciones más jóvenes, sería posible combatir una buena parte de las conductas discriminatorias que se viven en este país, afirmó el secretario general adjunto de la Fundación México Vivo, Ángel Candia.

En entrevista con Notimex, explicó que la salud sexual no sólo tiene que ver con la parte erótica, sino con vínculos afectivos y la manera de autopercibirse, así, si se le apuesta al abordaje de estos temas, desde que los niños son pequeños es posible corregir diversas conductas, en específico, en torno a aspectos de equidad de género y discriminación.

Así, desde que los infantes comienzan a interiorizar desde edades tempranas que hombres y mujeres son iguales en términos de derechos, es posible cambiar culturas machistas, además de combatir temas de discriminación por orientación sexual o identidad de género, con lo que alguien que crece entendiendo la existencia de la diversidad difícilmente replicará conductas discriminatorias.

Es decir, contar con una educación en salud sexual coadyuvaría también en el descenso de abuso sexual infantil, al hablar de estos temas se empodera a padres de familia, maestros y a los niños para evitar el abuso, no abordarlos genera un clima propicio para que los infantes no puedan pedir ayuda en caso de ser necesario.

Detalló que México es el país número uno dentro de las naciones que conforman  la OCDE con el mayor índice de embarazos en adolescentes con medio millón al año, aunque no descartó que la cifra pueda ser mucho mayor.

Al respecto, refirió que ésta no sólo impacta en temas de salud pública, sino en términos de incidencia y acentuación de la pobreza; además, México es el país número uno en materia de abuso sexual infantil, el cual no se puede prevenir si ni siquiera se aborda, aunado a que además se sitúa en la primera posición en el mundo en consumo y producción de pornografía infantil, así como el segundo en crímenes por homofobia y transfobia.

En cuanto al aborto, señaló que en tanto una mujer no tenga la libertad de decidir sobre su propio cuerpo será una mujer violentada en sus derechos, mientras que en materia de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) expuso que en el país existe desabasto de medicamentos y es necesario que el gobierno actúe en consecuencia.

Desde su punto de vista, es importante el financiamiento público a las organizaciones de la sociedad civil, debido a que muchas trabajan en la detección oportuna del virus y en la prevención debido a que el sistema de salud pública está sobresaturado, aunque también es difícil que estas poblaciones que han sido estigmatizadas por tanto tiempo, se acerquen a instituciones gubernamentales para detección y seguimiento.

Esta fundación nació en 2003 como respuesta a la atención del Virus de Inmunodeficiencia Humana, durante diez años buscaron financiamiento con otras organizaciones para la creación del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas, dentro del INER, desde 2013, se comenzaron a abordar temas referentes a la salud sexual.

En la actualidad trabaja sobre tres ejes; el primero es educativo con el Programa Generación Viva, que lleva educación sexual integral a jóvenes en 19 estados del país, con atención para unos 125 mil jóvenes al año, aunque también es para padres y madres, así como docentes, debido a que se busca preparar a los adultos para hablar de temas sexuales.

Otras de las acciones de la organización es la detección oportuna del VIH y se cuenta con un centro en la colonia Roma Sur, en donde es posible que las personas acudan a realizarse estudios para detectar el virus pero también sífilis, en ese momento se ofrece acompañamiento hasta que cuenten con tratamiento, ello, se suma a la plataforma Hablemos de Sexo y Amor para llevar educación en salud sexual a jóvenes mediante plataformas digitales.

De acuerdo con el sexólogo egresado del Instituto Mexicano de Sexología, Francisco Fernández, en las escuelas se dota a los estudiantes de información sobre enfermedades de transmisión sexual, anatomía, uso del condón y métodos anticonceptivos; sin embargo, la educación sexual no sólo implica la parte biológica, sino también lo afectivo y el tema del placer, en ese sentido puntualizó que se habla de los peligros siempre pero no del gozo, la pasión y el cuidado del otro.

Explicó que en la actualidad se aborda más el tema de educación sexo afectiva, del amor, la compasión y la solidaridad, así como del respeto a la diversidad y que cuestione el modo heteropatriarcal que genera violencia; sin embargo, no existe la preparación para que la generalidad de las personas aborden el sexo de manera integral, no solo en materia de prevención y cuidados.

Es necesario cambiar la mirada en torno a la sexualidad, que no solo se basa en el funcionamiento físico del cuerpo, sino que tiene que ver con más que prevenir enfermedades y embarazos, sino que considere otros aspectos como el trabajo con padres y maestros para un mejor abordaje del tema sexual y mirarlo de una manera más amplia e integradora.

Ángel Candia añadió que además en la actualidad, en materia de salud sexual, es fundamental mirar a los otros como personas y no como objetos, ello deriva incluso en una sexualidad más sana que además de manera automática se centra en el cuidado de los otros, “si cuido de los otros me cuido a mi”, lo que deriva en una sexualidad más sana, libre e informada.