Hasta que se construya su prometido muro

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió este martes que habrá "un caos" si no se construye el controvertido muro que quiere levantar en la frontera con México, mientras inspeccionaba en California varios prototipos de barreras.

* EUA enviará hasta cuatro mil miembros de Guardia Nacional a la frontera.

Washington.- El presidente estadunidense Donald Trump informó que hasta cuatro mil elementos de la Guardia Nacional serán desplegados en la frontera con México, donde la mayoría permanecerá hasta que se construya su prometido muro.
Trump hizo la revelación a periodistas a bordo del avión presidencial en ruta de regreso a Washington, procedente de Virginia Occidental, aunque no ofreció una cifra definitiva, pues la Casa Blanca continúa las negociaciones con los gobernadores de los cuatro estados fronterizos.
“De dos mil a cuatro mil”, dijo el mandatario cuando le preguntaron sobre el tamaño que tendrá esta fuerza militar que realizará funciones de apoyo a la Patrulla Fronteriza, aunque los detalles no han sido dados a conocer aún por el Departamento de Seguridad Interna (DHS).
Además, el mandatario anticipó que “probablemente los vamos a mantener, a una gran porción de ellos, hasta que el muro sea construido”.
Trump firmó la noche del miércoles un memorando que ordena el despliegue de la Guardia Nacional, asegurando que el incremento en las detenciones de inmigrantes indocumentados y el ingreso de drogas a través de la franja fronteriza ha alcanzado niveles de crisis.
Instruyó también a los titulares del DHS y del Departamento de Defensa a presentarle en un plazo de 30 días un reporte sobre las necesidades de recursos y acciones adicionales para garantiozar la protección de la frontera.
En una entrevista con la cadena televisiva FOX este jueves, la titular del DHS, Kirstjen Nielsen, indicó que su oficina continúa en conversaciones con los gobernadores de Texas, Nuevo México, Arizona y California para precisar los detalles del despliegue de la Guardia Nacional.
Nielsen evitó adelantar las opciones a las que podría recurrir la administración Trump ante una negativa del gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, cuyo gobierno se mantiene enfrentado con el federal en el frente migratorio.
A preguntas planteadas posteriormente por reporteros en la Casa Blanca, la funcionaria manifestó que los plazos, el número de elementos y el costo del operativo se encuentran aún bajo discusión, incluyendo si estos reservistas militares estarán o no armados.
Nielsen justificó el despliegue ante el incremento en las detenciones de inmigrantes indocumentados en la frontera durante marzo pasado, las cuales superaron las 50 mil, cifra que representó un alza de 200 por ciento respecto al mismo mes de 2017.