Hay dos cruceros en problemas por coronavirus uno en las costas de Japón y otro en Camboya

0
40

REDACCIÓN, 12 Feb.- Desde el pasado lunes, el crucero Diamond Princess se encuentra en Yokohama (sur de Tokio) con sus 3.700 pasajeros y tripulantes a bordo en cuarentena, y las autoridades niponas han procedido a realizar análisis a aquellos que presentaban posibles síntomas de la enfermedad o habían estado en contacto cercano con otros contagiados.

El barco MS Westerdam, que no ha reportado ningún contagio, navegó durante casi dos semanas por las costas asiáticas tras ser rechazado por Japón, Taiwán, Guam y Filipinas por temor a que algún pasajero portara el virus. Entre tanto, el crucero Diamond Princess, en cuarentena en Yokohama, elevó el número de infectados a 175.

Tras cerca de dos semanas sin rumbo fijo, el MS Westerdam finalmente se dirige a tierra firme. En medio de la alerta mundial por el Covid-19, que ha cobrado la vida de 1.347 personas y ha infectado a 44.653, Camboya abrió uno de sus puertos al crucero que transporta 2.257 personas.

“Comenzaremos a dirigirnos a Sihanoukville en Camboya”, confirmó el capitán de la embarcación, Vincent Smit, a los pasajeros, según una grabación revisada por la agencia Reuters. “Habrá una breve inspección de salud a bordo por parte de las autoridades camboyanas justo antes de que lleguemos”, dijo el capitán, que prevé desembarcar en la ciudad costera a las 7:00 hora local del jueves 13 de febrero.

Cinco países asiáticos se negaron a recibir al crucero. El último fue Tailandia, donde el ministro de Salud rechazó otorgarle permiso por temor a que ocurriera una situación a la del Diamond Princess, ahora en cuarentena en el puerto de Yokohama.

“El personal ha tratado de reforzar los espíritus pero solo se puede jugar juegos de trivia”, dijo a Reuters Angela Jones, consultora comercial estadounidense a bordo del Westerdam.

Como muchos a bordo, Jones se había embarcado en Hong Kong para este crucero, que prometía un viaje por la región a principios de febrero y el cual se vio eclipsado por el brote del coronavirus, con epicentro en Wuhan, una ciudad china de 11 millones de habitantes.

En medio de la incertidumbre, Holland America, operador del barco, tuvo que arreglárselas para organizar actividades recreativas como juegos de ajedrez e incluso blanqueamiento dental para entretener a los pasajeros mientras eran sometidos a controles de salud periódicos.

Pero el caso del Diamond Princess es cada vez más preocupante. Este miércoles 12 de febrero se conoció que otras 40 personas se contagiaron con el Covid-19, lo que eleva el número de afectados a 175, según el Ministerio de Salud nipón. Los pacientes contagiados fueron trasladados a hospitales mientras el resto de pasajeros y tripulantes, que se calcula en 3.700, deberán esperar a bordo a que termine el aislamiento hasta el 19 de febrero