Homenaje póstumo a Miguel Hernández U.

Con el disparo de 21 cohetones, un minuto de aplausos, guardias de honor y música de fondo, dieron el último adiós al artista plástico, Miguel Hernández Urbán; lo despiden representantes de todos los sectores de la sociedad tultepequense, entre ellos Víctor Urbán Velasco, Albino Luna y Agustín Cervantes.

*El alcalde Armando Portuguez Fuentes montó una guardia de honor, a la que le siguieron

familiares, amigos y representantes del arte y la cultura.

El alcalde Armando Portuguez Fuentes, acompañado de su Cabildo, encabezó un homenaje luctuoso de cuerpo presente, frente a la presidencia municipal, en honor al artista plástico, Miguel Hernández Urbán, considerado el máximo exponente de la cultura de Tultepec, quien falleció este lunes en su casa, a la edad de 80 años.
En presencia de representantes de todos los sectores de la sociedad tultepequense, así como de familiares y amigos, el presidente municipal manifestó su consternación a nombre del Ayuntamiento por el fallecimiento de uno de los hombres más grandes e ilustres nacidos en esta tierra.
Junto con integrantes del Cabildo, el edil montó una guardia de honor, a la que le siguieron familiares, amigos y representantes del arte y la cultura de Tultepec, del Estado de México, de otros países y de la población en general; éstos honraron de esa forma la memoria del artista plástico, quien con su obra engrandeció el bien llamado «Tultepec, Cuna de Artistas» a través del mundo.
«El pueblo y el gobierno de Tultepec rinden merecido homenaje póstumo a quien sin duda, es el más grande de sus artistas plásticos, quien encontró en la pintura y la escultura sus verdaderas pasiones, en las que expresó su talento recibiendo el reconocimiento nacional e internacional engrandeciendo siempre a Tultepec», expresó el edil.
Como único orador en el homenaje de cuerpo presente, Armando Portuguez Fuentes aseguró que su obra será perpetua para este municipio, «quien lo recordará y le rendirá distinción como uno de sus hijos predilectos».
Miguel Hernández Urbán nació en Tultepec en 1936. Ingresó en la Academia de San Carlos en donde cursó la carrera de Escultura, y donde también estudió dibujo y grabado. En 1960, obtuvo el primer lugar en el Salón Pintura Estudiantil de la UNAM. Se desempeñó como asistente del maestro David Alfaro Siqueiros y del pintor José Chávez Morado.
En 1987, recibió la Presea Estado de México «José María Velasco», que anualmente otorga el gobierno mexiquense a los ciudadanos más destacados en diferentes áreas de la actividad humana.
El Instituto Nacional de Bellas Artes, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Organismo Internacional de Cultura y el Museo de Arte Contemporáneo de Morelia, son algunas de las instituciones que cuentan con colecciones de la obra pictórica y escultórica del maestro Miguel Hernández Urbán.