Informe sobre mujeres reclusas

0
6

*Urgió poner atención al tema de las mujeres, incluso los menores de edad que viven con sus madres en los centros de reclusión.

El pleno de la Cámara de Diputados conoció el informe especial sobre las internas en centros de reclusión del país correspondiente a 2014, el cual entregó a esta soberanía la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). En el documento se reveló que en el sistema penitenciario del país se observa preponderantemente un modelo discriminatorio, pues las carencias en materia de recursos humanos y materiales se acentúan en los centros de reclusión que alojan mujeres.
Por ello, la CNDH urgió a poner atención al tema de las mujeres, incluidos los menores de edad que viven con sus madres en los centros de reclusión, a fin de colocar a estas personas en el centro de las discusiones y las acciones en materia penitenciaria.
En el informe especial se resalta la urgencia de procurar políticas públicas con perspectiva de género que tomen en cuenta sus necesidades propias, a fin de garantizar el pleno ejercicio y goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales.
La CNDH recomendó a la Secretaría de la Defensa Nacional, a los gobernadores, al jefe de Gobierno del Distrito Federal y a la Comisión Nacional de Seguridad, implementar medidas para prevenir, sancionar y erradicar toda forma de violencia contra las mujeres internas en los centros de reclusión.
También, que los centros de reclusión que alojen mujeres cuenten con espacios y condiciones dignas para dormir, así como instalaciones sanitarias adecuadas; que las internas y sus hijos reciban alimentos tres veces al día y además servicios de salud. El documento turnado a las comisiones de Derechos Humanos y de Igualdad de Género para su análisis, plantea realizar acciones inmediatas para investigar y, en su caso, erradicar la práctica de la prostitución.
Así como contratar personal capacitado sobre cuestiones de género y la necesidad de eliminar la discriminación y el acoso sexual; implementar programas de prevención de tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, que contemplen el uso racional de la fuerza y manejo de conflictos.

Relató que para verificar las condiciones de internamiento y el trato que se da a las mujeres privadas de la libertad, en febrero y marzo de 2014, servidores públicos de la CNDH efectuaron visitas de supervisión a 77 de los 389 establecimientos penitenciarios existentes.

Según la información de las autoridades, durante las visitas, los 77 establecimientos supervisados de un total de 102 donde existe población mixta, contaban con capacidad instalada para 11 mil 259 internas y alojaban a 11 mil 107 esto es, 87.52 por ciento de la población total de mujeres internas en febrero del pasado año.

Además, los delitos con mayor incidencia entre la población femenil internada en esos sitios son: contra la salud, robo, secuestro, homicidio, delincuencia organizada, fraude, lesiones, violencia intrafamiliar y portación de arma de fuego reservada para uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.