Intentaron profanar tumba de Cantinflas

Foto Especial

* Nietos y ex nueras del mimo se disputan sus derechos y hasta el Panteón Español recibirá demanda.

Por Monick Huitrón

¡Tremendo escándalo el que han desatado familiares y ex nueras por pretender profanar la tumba de Cantinflas! Y, todo, por demostrar quién tiene más poder.

Este asunto no es nuevo, ya que desde la muerte del hijo del actor, Mario Moreno Ivanova, sus ex esposas se han dedicado a pelear; mientras una asegura y presume de ser la heredera absoluta de todo lo que tenga que ver con la marca y la imagen de Cantinflas, la otra, la desacredita y la crítica por no darle un peso de la millonaria herencia a los nietos del mimo.

Pero, como heredera universal, ha confundido los derechos que supuestamente tiene y ahora se le ocurrió la loca idea de querer sacar los restos de Cantinflas, de  su esposa, de su hijo y nieto, para llevarlos a una urna dentro de una iglesia, sin tomarse la molestia de consultarlo con los familiares directos del actor, ignorando, además, que para poder hacer esto, debe tener un permiso especial, que por cierto, no es fácil de conseguir.

El caso es que, el día de ayer, la nieta de Cantinflas y su madre, acudieron al Panteón Español para hacerle arreglos a la tumba familiar de Cantinflas, sin imaginar que serían demandadas por la señora Tita Marbez, que en efecto, es la heredera de la herencia de Cantinflas, pero que alguien le avise que esto no incluye los restos de él y de sus familiares.

No cabe dudad que cuando la gente pierde la dimensión de las cosas y de la realidad, es capaz de cometer actos de este tipo.

Por la tarde de ayer, la abogada de Tita ofreció una conferencia de prensa en la que dejó ver, de entrada, que ignora el tema por el que está defendiendo a su clienta, quedando a deber muchas respuestas a la prensa convocada de último momento, para anunciar la demanda contra la nieta de Cantinflas, que si viera lo que esta mujer está haciendo con su legado, seguro, se vuelve a morir de la pena.

En su defensa, los nietos de Cantinflas, Mario y Valentina,  pudieron comprobar con imágenes, que no profanaron la tumba y que como familia directa del actor, tienen todo el derecho de visitar la cripta y de hacer los arreglos que consideren pertinentes.

Ya veremos en que termina este asunto, que créame, tiene aún muchos capítulos por escribir. De entrada, porque el Panteón Español ha sido demandado también, por haber permitido que los chicos visitar la temba donde “descansa” su abuelo y demás familiares.

Artículos similares