Italia enjuiciará a Silvio Berlusconi por corrupción

Roma.- El Tribunal de la ciudad italiana de Siena anunció la apertura de un nuevo proceso contra el exprimer ministro Silvio Berlusconi, acusado de corrupción.
La jueza de audiencias preliminares del Tribunal de Siena, Roberta Malavasi, aceptó el pedido de enjuiciamiento solicitado por la fiscalía, en el marco del llamado “caso Ruby ter”.
En el mismo, el exjefe de gobierno es imputado de haber sobornado a decenas de testigos que comparecieron en un primer proceso “Ruby”, en el que en 2015 fue absuelto de los delitos de prostitución de menor y abuso de poder por su relación con la marroquí Karima El Mahroug, alias Ruby. En abril de 2016 un juez del Tribunal de Milán decidió “desempaquetar” el caso “Ruby ter” y transferir las actas a otras fiscalías del país que tienen competencia territorial.
El nuevo juicio se abrirá en Siena (centro) porque en esa ciudad se habría llevado a cabo el delito según el cual Berlusconi habría pagado al pianista Danilo Mariani, quien amenizaba sus famosas fiestas del “bunga bunga”, para que mintiera sobre el primer caso Ruby. En la audiencia de este jueves la jueza Malavasi rechazó las excepciones sobre incompetencia territorial y respecto al uso de algunas interceptaciones telefónicas presentadas por los abogados del exprimer ministro y fijó el inicio del proceso para el 1 de febrero de 2018.
También el pianista de las fiestas de Berlusconi será sentado en el banquillo de los acusados, porque recibió del expremier pagos mensuales de tres mil euros que supuestamente lo recompensaron por haber mentido a su favor.
La parte principal del juicio Ruby ter se abrirá en Milán en enero próximo, y en él Berlusconi y otras 23 personas, en su mayoría mujeres del espectáculo y modelos, serán procesados por presunta corrupción en actas judiciales.
El pasado 24 de noviembre la fiscalía de Turín pidió abrir el enésimo juicio contra Berlusconi por el caso Ruby ter, pues en esa ciudad del norte de Italia habría pagado a la modelo Roberta Bonasia para que declarara falsedades en el juicio en el que fue absuelto.
Ahora se espera que el Tribunal turinés establezca si existen las condiciones para abrir ese nuevo proceso. En total, según los fiscales de Milán, Berlusconi sobornó con 10 millones de euros a diversos testigos del primer proceso Ruby.
La propia marroquí habría sido recompensada con entre cinco y siete millones de euros a cambio de negar que mantuvo relaciones sexuales pagadas con el exprimer ministro, cuando ella no había cumplido todavía 18 años de edad.
Los juicios iniciarán en plena campaña electoral, en la que Berlusconi figura como el líder de la coalición de derecha integrada por su partido Forza Italia, aliado con otras fuerzas menores.
Sin embargo, el exprimer ministro, de 81 años, no puede participar como candidato debido a que en agosto de 2013 fue sentenciado en vía definitiva por evasión fiscal.
Berlusconi presentó una impugnación a la sentencia que le impide ser candidato ante el Tribunal europeo de Derechos Humanos, que emitirá el veredicto correspondiente supuestamente en el segundo semestre de 2018, una vez pasados los comicios de los que saldrá el nuevo gobierno italiano.