La Academia se convierte en motel

Foto Especial

*¡Hasta dónde llegan los productores por tener audiencia!

Por Monick Huitrón

A estas alturas ya nada de lo que vemos en la televisión debería sorprendernos, pero hay cosas que definitivamente, atentan contra los valores que todos los medios de comunicación debemos promover, sobre todo, en un horario familiar en el que miles de niños y adolescentes se convierten en espectadores. Y, es terrible y debería ser causa de multa, transmitir imágenes con contenido sexual entre dos jovencitos.

Esto es en lo que se ha convertido el que fuera uno de los programas más exitosos de la televisión mexicana, al que llegan jóvenes de todo el país, buscando una oportunidad para convertirse en cantantes profesionales, y que esta reciente generación, se ha encargado de desvirtuar para convertirlo en un motel. Y, esto se debe, en gran parte, a la espantosa selección del casting; entonces, a falta de talento, pues que los chamacos tengan sexo para generar audiencia.

Lo que me sorprende, es que los altos mandos de TV Azteca permitan este tipo de cosas, digo, me consta que lo que más se promueve en la empresa, son los  valores familiares y ver a dos escuincles teniendo relaciones sexuales en televisión abierta, a nivel internacional, no es precisamente un valor digno de promoverse. Y, es que, ¿Qué mensajes busca la producción del reality mandar a los jóvenes con esto? Ojalá que Benjamín Salinas tome cartas en el asunto, porque en lugar de sumar puntos, créame, abemos muchos que ya bloqueamos ése canal porque tenemos niños en casa y no queremos que vean este tipo de payasadas consensuadas por  “una producción sin escrúpulos” que ante su falta de capacidad para que por sí solo el proyecto y sus contenidos originales despierten el interés de la gente, se atrevan a caer en esto.

No sé usted qué piense, pero yo sí creo que la televisión en Mexicana  tiene los contenidos que los mexicanos nos merecemos, porque les hemos permitido que nos den pura basura, porque la gente la consume. Una cosa es entrenamiento, y otra es caer en lo grotesco, en lo ofensivo; digo, da lo mismo que nuestros hijos tengan nuestro permiso para ver pornografía o que vean La Academia, que para el caso es lo mismo.

¿Dónde quedó La Academia de Myriam, Estrella, Yahir, Nadia, Carlos Rivera? Chicos sanos, con sueños y con ganas de triunfar. ¿En qué momento cayó tan bajo un gran proyecto que les abrió las puertas del éxito a tantos jóvenes?

Si quieren reivindicarse, generar polémica y despuntar en audiencia, saquen a los indisciplinados, a los que sólo fueron para hacerse famosos a causa de todo, menos de talento, a los que no tiene la mínima pisca de voluntad para aprender, y vuelvan a revisar los castings; ¡Caramba! Hay tantos muchachos talentosos que merecen tener esta oportunidad que muchos de los que la recibieron, no la merecen.

Yo coincido totalmente con Adal Ramones cuando dice que está en contra de que la producción permita lo que ha salido al aire, y que definitivamente, no debió haber sido transmitido.

A los productores del programa, decirles que no se les olvide que trabajan para una gran empresa que siempre se ha caracterizado por tener altos estándares familiares, y no puede ser que ante la falta de talento y de creatividad de la buena, vengan y echen todo, por los suelos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos similares