La protección de los derechos

Gonzalo GUERRA SANTÍN

* Pueblos indígenas en México

La protección de los derechos de los pueblos indígenas en el ámbito internacional se fundamenta en diversos instrumentos como la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 13 de septiembre de 2007 y considerada por ese organismo como un triunfo de la justicia y la dignidad humana, pues establece un marco universal de estándares mínimos para respetar la dignidad, promover el bienestar y los derechos de este sector social; aborda temáticas como los derechos individuales y colectivos incluyendo aspectos referentes a la identidad cultural, la educación, el empleo y el idioma, condenando en todo momento la discriminación, y garantizando su derecho a la diferencia y al logro de sus propias prioridades. La protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas en nuestro país está contenida en el artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que menciona que nuestra nación tiene una composición pluricultural sustentada en sus pueblos indígenas que son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas.
De igual forma, en dicho artículo de la Constitución federal se reconoce y garantiza el derecho de esos pueblos y comunidades a la libre determinación, debiéndose ejercer en un marco constitucional de autonomía y respecto, entre otros, de sus formas internas de convivencia y organización; de sus sistemas normativos, mismos que deberán respetar las garantías individuales, los derechos humanos y la dignidad de las mujeres, así como de la preservación y enriquecimiento de sus lenguas y hábitat. En ese sentido, es posible resaltar la importancia de la promoción de la igualdad de oportunidades de las personas indígenas, a efecto de eliminar cualquier práctica considerada como discriminatoria, preservando en todo momento su dignidad y derechos, promoviendo su desarrollo en todos los aspectos de la vida. Para lo anterior, además de corresponder a las autoridades en México, atañe a toda la sociedad en general, por lo que debemos crear una cultura que no tolere cualquier tipo de discriminación en contra de cualquier sector de la población, que respete y reconozca los derechos humanos de todas las personas.
Centro.estudios@codhem.org.mx
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

Artículos similares