Lainez tendrá que levantar la mano

Foto Especial

* Según Miguel Herrera, el chico deberá sentar a alguno de sus compañeros para ganarse un lugar.

Por Monick Huitrón

Estamos ante una de las historias más prometedoras del fútbol mexicano. Se trata de un chico que hace cuatro años dejó su tierra natal, Villa Hermosa, Tabasco, y dejó también a su familia y amigos, para tomar una gran oportunidad que a su corta edad, le dio la vida.

En el año 2014 ya formaba parte de la sub 13 del Club América; ese mismo año, se hizo un interescuadras, como visoria, para descubrir nuevos jóvenes que integraran la Selección Mexicana de la misma categoría. Diego asistió y se quedó, dejando impresionados a los visores y directivos.

Desde pequeño, Diego Lainez soñaba con jugar profesionalmente en el América, por lo que cuando lo invitaron para irse a México a formar parte del equipo mayor, no lo pensó dos veces; habló con sus padres y asumió el gran reto de convertirse  en futbolista profesional jugando en el equipo de sus amores.

Una vez en la ciudad de México y ya integrado a la casa club del equipo, Diego empezó con una intensa preparación física en el campo de entrenamiento número 1 de Coapa, que es donde entrena el equipo principal. Lo debutó Ricardo La Volpe, el 4 de marzo de 2017 ante León, sin embargo, con la llegada de Miguel Herrera, su carrera parece hacerse estancado en la banca, porque no ha estado entre las prioridades del entrenador.

A pocos días del arranque de la nueva temporada de la liga del fútbol mexicano, y con la con los Juegos Centroamericanos en puerta, además de los lesionados que dejó la pretemporada, en Coapa se reportan al cien por ciento y listos para hacer un gran torneo, en el que darán mayor oportunidad a Diego Lainez. Dicho por el propio Miguel Herrera: “Diego tiene que empezar a levantar la mano y si anda bien y sienta a Ibargüen o a Cecilio, él va a jugar”.

Con todo respeto para Miguel, yo creo que Diego no va a tener nunca la oportunidad de sentar a alguno de sus compañeros, simplemente, porque él, no le da ésa oportunidad, Un jugador demuestra su talento con minutos en la cancha, y si el técnico no se los da, cómo espera que demuestre algo. Más bien, me parece que fue una respuesta que se sacó de la manga ante los constantes cuestionamientos de la prensa, sobre lo absurdo de tener a un gran jugador, calentando la banca. Acá tendrá mucho que ver el apoderado de Diego en como sepa negociar que el chico juegue.