Lanzan Diálogo de Talaona para revisar acción climática global

La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP23) lanzó el llamado Diálogo de Talaona, con el que los países revisarán a partir de 2018 su acción climática en intervalos regulares.

* El documento difundido el último día de la COP23, que reunió desde
el pasado 6 de noviembre a miles de personas de 196 países.

Bonn.- La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP23) lanzó el llamado Diálogo de Talaona, con el que los países revisarán a partir de 2018 su acción climática en intervalos regulares.
El documento difundido el último día de la COP23, que reunió desde el pasado 6 de noviembre a miles de personas de 196 países, fue propuesto por la Presidencia de Fiyi de la conferencia como un esquema de trabajo que empezará a funcionar en enero próximo.
“Más que un diálogo es un estado de la cuestión: en dónde estamos, cómo y a dónde queremos llegar. La idea es que la COP24 de 2018 en Polonia haga esta revisión”, dijo a Notimex el líder del Programa de Clima y Energía de WWF, Manuel Pulgar-Vidal.
De acuerdo con el documento, las acciones buscan limitar el aumento de la temperatura global en más 1.5 grados centígrados promedio en las próximas décadas y hacer que las economías sean resilientes ante el reto climático.
El proceso incluye que en 2020 los países vuelvan a presentar metas ampliadas de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático, lo que se suele llamar en estas negociaciones como “elevar el nivel de ambición conforme el Acuerdo de París”.
Fuentes de la negociación precisaron que será la COP24 la que termine de aprobar las reglas en todos los temas que enmarcarán en algo que tentativamente se podría llamar “Guía para la Implementación del Acuerdo de París”.
“Se trata de reglas de transparencia, monitoreo, verificación y reporte de acciones, que además le permita a los países ampliar su capacidad de actuación”, aseveró.
Los esquemas de trabajo abordados en Bonn también buscan que las economías desarrolladas cumplen sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, conforme al segundo periodo de implementación del Protocolo de Kioto y antes del inicio de acción del Acuerdo de París post 2020. Además, la COP23 reiteró los compromisos que estaban adquiridos desde la COP21 en París de 2015 de movilizar 100 mil millones de dólares anuales partir de 2020 para ayudar a países en vías de desarrollo a sus acciones climáticas.
El Secretariado de Naciones Unidas sobre Cambio Climático enumeró en un comunicado los principales anuncios relacionados con el financiamiento durante la COP de Bonn, tanto de gobiernos como de entidades privadas.
Destacan las aportaciones al Fondo de Adaptación de 50 millones de euros de Alemania, siete millones de Italia, con lo que el mecanismo supera los 93.3 millones de dólares.
La iniciativa InsuResilence recibe 125 millones de dólares de Alemania para la provisión de seguros, que podría beneficiar a unas 400 mil personas en países más vulnerables.
Noruega y el Fondo Unilever anunciaron 400 millones de dólares para proyectos comerciales en favor de pequeños productores agrícolas y protección forestal, mientras Alemania y Reino Unido anunciaron otro paquete de 153 millones de dólares para reforestación en la selva amazónica.
El Banco Europeo de Inversiones participará con 75 millones de dólares en un programa de agua en Islas Fiyi, y el Fondo Verde Climático junto con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo aportarán 37.6 millones de dólares a un proyecto de agua en Marruecos.
El World Resources Institute anunció dos mil 100 millones de dólares de inversión privada destinada a restaurar tierras degradadas en América Latina y el Caribe a través de la Iniciativa 20×20.
El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, junto con Alemania, España y la Unión Europa, lanzaron un programa de 42 millones de euros (unos 49.5 millones de dólares) para ayudar a los países a cumplir el Acuerdo de París.