Letras de Juan Gabriel

Nueva relación prensa-gobierno

POR Juan Gabriel González Cruz

Serviles que sirven para nada en el ISEM

Cómo son las cosas cuando el poder marea a los tontos y patean el pesebre sin darse cuenta que son causa de origen y destino. No todos lo entienden así.

Nos indican que personajes cercanos al ex gobernador Eruviel Ávila Villegas han expresado en reuniones extra oficiales la molestia de quien fuera mandatario de la entidad mexiquense hacia Óscar Sergio Salgado Soto, quien fuera su Director General de Planeación y Gasto Público en la Secretaría de Finanzas y actualmente se desempeña como Director de Finanzas del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM).

El motivo obedece a que el servidor público de referencia se ha dedicado a denostar, criticar y desconocer los procedimientos e indicadores que en materia de finanzas dejó la anterior administración aun cuando -según informan las fuentes- fue el propio Eruviel Ávila quien en su momento le brindó la oportunidad de emplearse en el servicio público por seis años a Salgado Soto.

Óscar Sergio, comentan, fue uno de los principales orquestadores para implementar recortes presupuestales al sector salud en el periodo 2011-2017 y esta medida lo ha llevado -como dice el refrán- a comer “una sopa de su propio chocolate” porque él encabezará la descabezada en el ISEM que anunció el actual secretario Gabriel O´Shea Cuevas.

Lo que son las cosas. Los serviles sirven para nada.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Ejercicio sin privilegios…

Ayer el gobernador, Alfredo del Mazo Maza, sostuvo un encuentro masivo, casi atropellado, con representantes de los medios de comunicación. Directores, subdirectores, jefes de información, reporteros y fotógrafos de la fuente estuvieron en un desayuno con el titular del Poder Ejecutivo. En diálogo abierto y –como dijeran algunos- en “Off the record” los periodistas pidieron menos complicaciones para hacer su labor informativa.

El mandatario mexiquense ofreció una nueva relación entre gobierno y prensa local, sobre todo por los últimos desaguisados en eventos de gubernatura.

Los señalamientos, en corto y abierto, fueron claros y se pueden resumir en lo siguiente: no privilegios, sólo espacios accesibles para la legal ejercicio periodístico. Todos, del lado de gobierno y de los informadores, debemos entender las formas.

 

 

Artículos similares