Letras de Juan Gabriel

Ulises Ramírez, la decadencia y lo que alcance

Consumado el ocaso de Ulises en el PAN

La decadencia del llamado Grupo Tlalnepantla encabezado por el actual diputado federal, Ulises Ramírez Núñez, es un hecho consumado en el Partido Acción Nacional. Es más, lo poco que hoy puede ostentar esta élite se le debe más a Oscar Sánchez Juárez que al mismo Ramírez Núñez.

La alianza interna entre Edgar Olvera, alcalde de Naucalpan y Víctor Hugo Sondón, presidente estatal del partido, tienen a Ulises y a su cuadrilla al borde de la extinción panista.

Ya sin posibilidades de que Rafael Moreno Valle sea candidato a la presidencia de la República, Ulises y compañía están en calidad de huérfanos políticos. El ex Virrey panista tiene la única posibilidad -y eso a ver si lo dejan- de amarra las candidaturas de sus actuales alcaldías: Coyotepec, Melchor Ocampo, Huehuetoca y Ozumba. Pero de eso a que ganen las constitucionales es otra cosa.

Ulises comerá sopa de su propio chocolate. En la designación de las candidaturas a alcaldes y diputados por el estado de México el proceso será por designación del Comité Ejecutivo Nacional, donde los bonos medidos a través de consejeros no le favorecerán al ex todo poderoso panista.

Como dice el dicho, para que la cuña apriete tendrá que ser del mismo palo. Ramírez Núñez tendrá que digerir el brebaje de traición que ofreció a los “suyos” en la elección pasada. Adrián Juárez será el candidato a la alcaldía de Tlalnepantla con apoyo mayoritario de los grupos de poder en el partido y con una estrategia más que adelantada.

Aunque Ulises estuvo presente en el desapercibido informe del diputado federal Carlos Bello, celebrado el pasado fin de semana, abiertamente se notó que fue una invitación forzada y casi de pena ajena. Como era de esperarse lució más el dirigente del partido que el resto de los protagonistas.

Del diputado Alberto Días Trujillo ni hablar, caso perdido. Ni Enrique Vargas, alcalde de Huixquilucan ni Leticia Zepeda, alcaldesa de Chapa de Mota, meterán las manos por quien en su momento se la jugó con la hoy aspirante independiente a la presidencia de la república, Margarita Zavala.

El ocaso de Ulises será en el mismo lugar donde nació políticamente, Tlalnepantla.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Bienvenida al jerarca eclesial…

Todo listo para los festejos de recepción de Maximino Martínez Miranda, como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Toluca, en apoyo al titular de la sede eclesial mexiquense, Francisco Javier Chavolla, quien sigue convaleciente.

Martínez Miranda, quien fue ungido por el Papa Francisco, conoce perfectamente el territorio y la feligresía asignada. Su trayectoria pastoral se resume en que tan pronto salió del seminario conciliar de Toluca, fue nombrado párroco en Almoloya de Juárez; de ahí saltó al municipio de San Antonio la Isla, posteriormente fue asignado a San José del Rincón; luego lo dirigieron a Jilotepec y después a El Oro, para posteriormente ser nombrado vicario de la Diócesis de Atlacomulco y luego Obispo de Ciudad Altamirano, Guerrero. La misa receptiva oficial será el 6 de diciembre en la Catedral de Toluca.

 

 

 

 

 

Artículos similares