Letras de Juan Gabriel

Foto Especial

POR Juan Gabriel García Cruz

Corte pulveriza cabildo de Coacalco y pone a temblar a todos los alcaldes.

Más de un presidente municipal mexiquense seguro que no durmió de ayer para hoy luego de saber la noticia en torno a la destitución del alcalde priista de Coacalco, Erwin Castelán Enríquez, desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La razón es el mal de muchos. Castelán Enríquez, junto con la síndico, 13 regidores y el tesorero  deberá dejar el cargo al ser acusado de cometer el delito de “desacato a un amparo en materia laboral”, es decir, no cumplió con un laudo perdido por más de 4 millones de pesos que le ganó un ex empleado. Además de echarlo de la alcaldía, la Corte ordena la consignación y el debido proceso penal contra Erwin Castelán.

Lo peor del asunto es que Coacalco no es el único municipio donde los laudos perdidos tienen acorraladas a las administraciones edilicias. Los actuales alcaldes no quieren pagar millonarias indemnizaciones o deudas de administraciones pasadas. Eso ha propiciado que más de un ex empleado o empresas proveedoras se amparen ante la justicia federal con el resultado conocido.

Seguramente desde ayer varios departamentos jurídicos municipales fueron instruidos a desempolvar el archivo laboral. No hay municipio mexiquense que no tenga laudos pendientes de solventar.

Los descuidos en los despidos de cada fin de trienio se convierten en tortuosos juicios laborales y hasta en un alargado concurso de mentiras entre patrón y trabajador. La caduca y deficiente ley en materia laboral, nacional y estatal, seguro derivará en más destituciones de autoridades municipales de esta y otras entidades de la república.

Hoy sesionará la Diputación Permanente del Congreso mexiquense, seguramente para darse por enterada de la destitución del alcalde de Coacalco y su cabildo. A temblar el resto de los presidentes municipales mexiquenses. ¿Quién será el próximo?

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Juan Millán, sin margen para el error…

En la incipiente administración estatal pocos son los secretarios del gabinete de Alfredo del Mazo que tienen actividad pública y protagonismo a la altura de su encomienda. Mientras la mayoría de colaboradores de primer nivel aún no terminan de acomodarse, personajes como el secretario de Educación, Juan Jaffet Millán Márquez, le han puesto aderezo a los eventos del gobernador en estos primeros cuatro meses de gestión.

Foto Especial
Foto Especial

Juan Millán no la tiene fácil, sobre todo porque debe lidiar con el complejo aparato magisterial, estatal y federal, compuesto por más de 200 mil profesores, entre los que se encuentran coordinadores, supervisores, directores y líderes sindicales.

De los resultados y operación de Millán Márquez dependerá en gran parte el éxito del gobierno de Del Mazo. Continuidad cuidadosa, resultados efectivos y equilibrio con el magisterio deberán ser las pisadas del secretario de Educación, sin posibilidad de trastabilles.

¡Salud!

En algún sector de la coalición PAN-PRD-Movimiento Ciudadano ya anda festejando por adelantado su triunfo sin necesidad de esperar a las urnas del 1 de julio. Es lógico, ya saben que con las posiciones que alcanzaron podrán –cuando menos- administrar la derrota.

Foto Especial
Foto Especial

El pasado lunes se tenía prevista la reunión entre dirigentes de estos partidos políticos para depurar la lista de municipios y distritos en los que competirán. El cónclave estaba programado a las 11 de la mañana en la nueva sede del PRD en Toluca. De último momento se dio la instrucción de pasar el encuentro a las 14:00 horas pero en el comité de Movimiento Ciudadano en Naucalpan.

No faltó el acomedido informante que reveló a esta columna el motivo real del desfase. Uno de los tres dirigentes estuvo diciendo salud hasta las 5 de la madrugada del lunes. Obvio la casa estaba muy regada y el buqué era muy penetrante.

Artículos similares