LETRAS DE JUAN GABRIEL

Raciel Pérez, con la sonrisa extensa; pero falta la campaña.
Tlalnepantla, sacará chispas elección por alcaldía.

Tlalnepantla ya es un municipio clave para todos los sectores políticos mexiquenses, gobiernos, partidos, coaliciones y hasta independientes. Este municipio se alista, por adelantado, como un territorio donde la disputa puede irse a los extremos entre PRI sin Verde y PANAL, Por el Estado de México al Frente (PAN-PRD-PT) y la coalición Morena-PT- PES.

 

PRI

Aunque es gobierno el PRI no la tiene fácil, con todo y que el futuro candidato, Luis Manuel Orihuela Márquez, recibió el respaldo de la clase política del Tlalnepantla.

 

En su registro como aspirante Orihuela Márquez mandó un mensaje de unidad al estar acompañado de la actual Presidenta Municipal, Denisse Ugalde Alegría; de los diputados Pablo Basañez, Alejandra Mondragón y Perla Monroy; así como los integrantes del cabildo y liderazgos municipales.

 

Ya sin el Verde y Nueva Alianza, que dicho sea de paso no le aportan nada en esta demarcación, el PRI necesita más que la fotografía de “todos unidos” con Orihuela. La estrategia debe empezar por superar los resultados de la elección del pasado 4 de junio. Por eso Juan Pedro García ha sido encomendado como el estratega de la siguiente campaña.

 

PAN-PRD-MC

Del lado del PAN se espera que esta semana salga la convocatoria para los aspirantes a presidentes municipales; entre más se tarde el partido menos serán los días para la precampaña y se confirmará que Acción Nacional sacará a sus candidaturas por designación directa. La dirigencia sentará a los dos o tres aspirantes más fuertes para el destape; aunque a decir verdad Víctor Hugo Sondón ya se reunió con los elegidos en días pasados.

 

En Tlalnepantla serán llamados Alberto Díaz, Carlos Bello y Adrián Juárez. De estos, Adrián se perfila como el candidato más viable. Aunque derrotado, el joven Juárez tiene la experiencia del manejo electoral y operación política de las elecciones del 2015-

 

Aunque el diputado Carlos Bello disputa la candidatura su trayectoria no es la mejor posicionada, pues frente a los tlalnepantlenses tienen el amargo recuerdo de que cuando este fue regidor, en la administración del entonces anista, Marco Antonio Rodríguez Hurtado (2006 2009) fue el promotor  de la instalación de los parquímetros, tema que generó inconformidad y resentimiento permanente de los ciudadanos.

 

De Alberto Díaz sólo decir que se quedó “chiflando en la loma” cuando Margarita Zavala renunció al PAN. Ahí se le esfumaron sus posibilidades.

 

Morena

En Morena todo esta decidido y –curiosamente contrario a lo que ocurre en otros territorios- respaldado por la unanimidad de los grupos izquierdistas de Tlalnepantla. Al menos en la candidatura Raciel Pérez Cruz va en caballo de hacienda, la coordinación municipal nadie se la quita.

 

Raciel fue respaldado por el resto de los aspirantes que ya se desmontaron. Ha incluido a líderes, militantes y simpatizantes de otros partidos, incluyendo del PRI, PAN y PRD.

 

Los números, las condiciones y el pasado reciente le sonríen a Raciel; incluso la agenda programada de Andrés Manuel López Obrador en el Estado de México tiene -además de Texcoco y Atlacomulco- al municipio de Tlalnepantla como pista de despegue.

 

El cálculo de Morena en esta demarcación parte de que en la elección de gobernador del 4 de junio arrasaron en las urnas al PRI con todo y sus aliados; a PAN y PRD por separado ni se diga. Por lo menos los números fríos tienen con mueca extensa a Pérez Cruz y compañía.

 

Es así como Tlalnepantla se perfila como tierra de toma y daca. A más de cinco meses de la elección el ambiente ya está entre “guerra fría y el bombardeo”.

 

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

“El paso del gusanito” (Nadie me quiere, todo me odian), para JuanRo…

Primer trago amargo para JuanRo, morenistas le expresan repudio.
Primer trago amargo para JuanRo, morenistas le expresan repudio.

A José Ramón López (hijo de Andrés Manuel López Obrador) le salió “lo Peje” y terminó mandando al diablo a los detractores. Fue el viernes pasado durante un encuentro con militantes y simpatizantes de Toluca donde el “Pejecito” tronó y corrió a los morenistas que expresaron –de frente- su repudio a la nominación del ex panista, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, como coordinador municipal y próximo candidato a la alcaldía.

 

“Son chingaderas…es como el agua y el aceite… es indefendible”, fueron parte de las frases lapidarias que José Ramón tuvo que afrontar contra Sánchez Gómez y en presencia de Delfina Gómez, la coordinadora estatal. Esto ocurrió ante no más de 50 personas, imagínense lo que le falta Juan Rodolfo en campaña.

 

Los dimes y diretes reventaron el encuentro de Morena en Toluca. En medio del escándalo estaba el ex aspirante a la coordinación municipal y uno de los principales opositores a JuanRo, Félix Santana, quien sólo miró con sonrisa aguantadora cómo llovían las mentadas y otros buenos deseos. No sean malpensados, Félix no sería capaz de armarle la fiesta Juan Rodolfo… ¿o sí?

Artículos similares