Letras de Juan Gabriel

Paco Rojas, primer caído durante el proceso electoral local.

POR Juan Gabriel González Cruz

Paco Rojas, ¿crimen político u homicidio circunstancial? 

¿Crimen político u homicidio circunstancial de la delincuencia común? Esa es la pregunta obligada e inmediata respecto a lo sucedido con Francisco Rojas San Román, militante, actor político, ex legislador local, diputado federal y aspirante a la presidencia municipal del PRI por Cuautitlán Izcalli.

Difícil -casi imposible- separar este homicidio del escenario electoral. El panorama, la especulación y la perversidad del pensamiento dirigen la ecuación hacia el tema de un proceso partidista. A estas alturas comunican más los silencios que la retardada exegesis. El patrón temporal dice lo siguiente:

1.- Paco Rojas fue agredido horas antes de registrarse como precandidato único del PRI a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli. De sábado para domingo.

2.- Hasta este momento la Fiscalía General de Justicia del Estado de México no ha dado avance alguno respecto las investigaciones. ¿Qué espera o qué no cuadra?

3.- En la escena inmediata del atentado no hay indicio de robo o algo parecido que dé pauta a un tema de delincuencia común. Su hubiera sido así la fiscalía ya habría tenido elementos para ponerlos en contexto. Mensaje dirigido.

 

4.- No estamos hablando sólo de un aspirante a un cargo público, sino de un diputado federal con licencia. En términos partidarios no era cualquier diputado, era amigo y conocido del actual gobernador; juntos formaron parte de la bancada mexiquense tricolor de la LXIII Legislatura federal. La indagatoria puede ser atraía por la PGR.

Será el sereno pero en lo político e institucional el costó ya es de dos muertos. Un diputado federal  la cuñada del mismo. Lamentable por donde se le vea. Entre más tarde la autoridad ministerial en esclarecer el asunto más difícil será aceptar cualquier explicación.

Propios o extraños, habrá que decir con todas sus letras quién o quiénes fueron los responsables del homicidio que hasta el momento sólo da para pensar en un asesinato político. Si se confirma este mensaje queda claro que es una afrenta total, contra el gobierno mexiquense, contra el partido y sus decisiones, y contra el proceso electoral.

Como mero dato: la reelección priista sólo se dio en municipios ganados en la contienda de gobernador del 4 de junio del 2017.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

“A nombre de mi jefe”…

El presidente estatal del PAN, Víctor Hugo, debe jalar las riendas en su equipo de trabajo cercano, pues a su nombre algunos acomedidos andan haciendo reuniones para supuestamente afinar los acuerdos rumbo a las candidaturas para presidentes municipales y diputados locales. Uno De los que anda citando a los aspirantes con el argumento de que “ya está todo amarrado” es Reneé Rodríguez, Secretario de Organización, quien por esta vía insiste en acomodar a sus alfiles como abanderados. Se le olvida al oriundo de El Oro que quien ya definió es su jefe. Al menos que se lo esté pasando por el arco del triunfo. Habría que rascarle a los intereses de Reneé, con eso de que a todo lo quiere sacar dinero.

 

Artículos similares