Letras de Juan Gabriel

José Alberto Couttolenc y Luz María Escobar se truenan los dedos.

POR Juan Gabriel González Cruz

PVEM y PANAL en aprietos… a improvisar candidatos

Después de consumarse la desintegración de la coalición parcial con el PRI, los dirigentes estatales de los partidos Verde y Nueva Alianza, Alberto Couttolenc y Luz María Escobar, respectivamente, están metidos en un verdadero aprieto porque deben sacar candidatos competitivos hasta por debajo de las piedras.

Ya sin la protección del tricolor, por ley PVEM y PANAL tienen que postular abanderados a diputados locales en por lo menos 30 distritos para que, en caso de lograr el 3 por ciento de la votación válida emitida en los comicios estatales del 1 de julio, puedan acceder a diputados de representación proporcional, es decir, al menos un plurinominal y alguno de segunda minoría para tener Grupo Parlamentario.

La sobrevivencia local está cuesta arriba para Verde y Nueva Alianza, sobre todo si tomamos en cuenta que por sí solos (sin coalición) en los comicios de gobernador del 2017 tuvieron una votación que –de no ser por su registro nacional- les hubiera ameritado la pérdida de la acreditación como partidos políticos en la entidad.

En las elecciones del pasado 4 de junio el Partido Verde tuvo 76 mil 101 votos, que representaron el 1.2% de los sufragios totales; el Partido Nueva Alianza alcanzó 54 mil 817, equivalentes al 0.90 por ciento. Ni juntos habrían tenido el 3 por ciento.

Si en verdad tienen estructura y militancia, seguramente los verdes y neoaliancistas no pasarán problemas para postular –cada uno- a sus 125 planillas de ayuntamientos y 45 fórmulas para diputados de mayoría, lo cual implicaría tener listos a más de 2 mil 600 candidatos a legisladores, alcaldes, síndicos, regidores, propietarios y suplentes.

Al menos PVEM y PANAL no se pueden quejar, pues en estas elecciones tendrán acceso a buenos millones de pesos como financiamiento público para actividades ordinarias, actividades específicas y obtención del voto. El Partido Verde alcanzará en este 2018 hasta 45 Millones 816 mil pesos de y el Partido Nueva Alianza 46 millones 977 mil pesos en prerrogativas.

Ahora sí, Verde y Nueva Alianza tienen la prueba de fuego para demostrar que representan a alguna minoría. La pregunta es: ¿Quiénes querrán ser candidatos de estos partidos, y en qué municipios y distritos, cuando de antemano saben que les van a dar una arrastrada electoral?

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Mucho ojo con Esmeralda…

Esmeralda de Luna, ya se había tardado
Esmeralda de Luna, ya se había tardado

Como buena protagonista de mitotes, Esmeralda de Luna, precandidata del PRD a la diputación local por el Distrito 2 de Toluca, se colgó de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer para armar un “pancho” en la sede del Poder Ejecutivo estatal, so pretexto de defender las causas feministas y demandar un alto a los feminicidios. Con pancartas en las que se leía “Todas Somos Esmeralda” la repetida aspirante a la legislatura bien pudo caer en un acto anticipado de campaña, pero sus opositores en la capital son muy ingenuos que ni se percataron de un detalle con la que pueden iniciar una denuncia ante las instancias electorales. Analicen bien la toma simbólica de Palacio de Gobierno de ayer y verán el grave error de Esmeralda.

Vivillo el muchacho…

El representante de Morena ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Ricardo Moreno Bastida, jugó bien sus cartas y pronto tendrá obtendrá el resultado de la partida. Sabía que como candidato a la alcaldía de Toluca habría sido un fracaso, por eso dejó pasar a Juan Rodolfo, puso y quitó a quien pudo en las diputaciones locales y federales, hasta ahora mantiene bajo control el proceso interno en el Valle de Toluca y no hay duda, con todo y tómbola, Ricardo será candidato a diputado local plurinominal.

Artículos similares