LETRAS DE JUAN GABRIEL

Foto Especial
  • PRI entre mosqueadas, zancadillas y señales de “no me corren”.
  • Se candidatea Eduardo Bernal para Secretaría de Gobierno.
  • Continúan protestas estudiantiles por casi “Deni Aurora”.

 

La semana pasada fue de definiciones en el PRI estatal, a las que sólo faltaba ponerle la declaración. Se confirmó la salida de Ernesto Némer Álvarez de la dirigencia del PRI mexiquense, pero no como muchos pensaban o aclamaban. Ni es “a la de ya” ni con las sorpresivas formas tradicionales que se siguen en el tricolor. A los urgidos Némer les mandó la señal de: “no me corren, yo me voy”. Robarle reflectores al gobernador en turno y en un evento de trascendencia no es cualquier cosa, ni lo hace cualquiera.

 

Pero los movimientos en el PRI no se circunscriben sólo a Lerdo 300 o al Comité Directivo Estatal, pues por ahí ya andan varios ansiosos buscándole hebra al estambre del gato. Uno de esos eventos que no pasaron desapercibidos ya es analizado en la oficina donde despacha el segundo a bordo del Poder Ejecutivo, Alejandro Ozuna Rivero.

 

Ya es sabido que el martes anterior fueron convocados algunos dirigentes y líderes políticos de todos los partidos, mayoritariamente representantes ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), bajo el argumento de una reunión de cuates. Lo que no se supo de manera abierta es que en ese cónclave de “amigos” al anfitrión, Eduardo Bernal Martínez, cónsul de México en Mc Allen Texas, se le salió decirle a más de uno que después de diciembre quiere ser el próximo Secretario General de Gobierno.

 

Incluso hubo bromas en el sentido de que Bernal Martínez -identificado como el segundo político priista de mayor importancia de Tecámac, sólo por debajo de Aarón Urbina- tubo más cuórum que el último intento de mensa política en el Estado de México durante el proceso electoral. Además, varios asistentes ensalzaron a Eduardo recordando que cuenta con el apoyo de la clase política heredera del ex gobernador, Carlos Hank González, entre otras adulaciones que hicieron que el convocante se pavoneara.

 

Veremos qué resulta de este encuentro cuyo móvil político fue desacreditar la actual interlocución del gobierno con los actores políticos y candidatear a quien quiere ser el sustituto del segundo hombre más importante del gobierno del Estado de México. ¿Habrá respuesta del aludido?

 

Y lo dicho, los movimientos en el PRI comenzarán en breve con cambio de representante en el Instituto Electoral del Estado de México, donde Isael Montoya Arce dejará de ser el defensor del tricolor. En su lugar se ha propuesto a Tonatiuh Medina Meza, quien en otros tiempos ya fue representante suplente y prácticamente llega con todas las tablas, pues ha tenido de maestros a personajes como Jorge Carlos Ramírez Marín, Fernando Alberto García Cuevas y el mismo Eduardo Bernal.

 

Lo que bien se aprende…

Este domingo en diversas colonias de Toluca comenzó la pinta de bardas con la leyenda: “Ganamos Todos. Viene el Cambio… Enero 2019”, a un lado el rostro en sombras del alcalde electo de la capital, Juan Rodolfo Sánchez Gómez. Estamos a más de tres meses y medio del cambio de poderes en los 125 municipios y lo que evidencia el equipo de JuanRo con esta idea son las “ansias locas de gobernar” y unas incontrolables ganas de fastidiar a un gobierno priista en retirada, el cual ya fue calificado en las pasadas elecciones con una franca derrota. Pero lo que resalta más en esta flamante estrategia de comunicación de Sánchez Gómez es la maldita costumbre del culto a la personalidad que muchos políticos emanados del PRI, PAN o PRD llevan tatuada y difícilmente se les quitará aun estando en Morena. Lo que bien se aprende, nunca se olvida.

 

Caso Deni Aurora, apunta a que fue un accidente…

Este lunes continuarán las protestas de universitarios, amigos y familiares de Deni Aurora, joven estudiante de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) que fue encontrada muerta en un paraje de la cascada de Ocoyoacac, el pasado sábado 3 de septiembre. Deni también se desempeñaba como empleada de una pizzería ubicada en la carretera México-Toluca. Los avances de las indagatorias apuntarían a que la muerte de esta jovencita habría sido un accidente. Las declaraciones del único testigo y el no haber encontrado huellas de tortura o violencia en el cuerpo de Deni Aurora descartarían un caso de inseguridad. Veremos y estaremos atentos al resultado final de las diligencias.

 

Aun así, los universitarios no deben cesar en la exigencia de mayor seguridad y garantías para el sector estudiantil por parte de las autoridades; pero este caso también debe alertar a padres de familia y a los propios jóvenes sobre los riesgos y cuidados que deben extremar. Toda muerte es lamentable, más si es una mujer, joven y estudiante; sólo debemos centrar el contexto de los hechos, sin renunciar a las legítimas demandas como ciudadanos.

Artículos similares