LETRAS DE JUAN GABRIEL

Concluyen comparecencias de secretarios del gabinete de Alfredo del Mazo, la mayoría ni se despeinó. Morena entiende que su papel de rijoso tiene fecha de caducidad y que ya es parte del juego y los resultados. Viene discusión por el tema de la despenalización del aborto.
  • Secretarios y fiscal de justicia ni se despeinaron en comparecencias ante diputados.
  • Legisladores empáticos, condescendientes y comprensivos con funcionarios.
  • Morena entiende que su papel de inconforme y lapidario tiene fecha de caducidad.

 

Mucho ruido y pocas nueces. Así se podrían definir las comparecencias de los miembros del gabinete del Gobernador, Alfredo del Mazo Maza, ante la LX Legislatura local con motivo de la Glosa del Primer Informe del Ejecutivo.

 

Salvó algunos contratiempos y fuertes cuestionamientos, protestas, pancartas y exigencia de renuncia, la verdad es que si el gobernador les hubiera puesto como condición de su permanencia el resultado de la asistencia al Congreso local, la mayoría de los secretarios o funcionarios de alto nivel no tendría la chamba en riesgo; bueno, ni Raymundo Martínez Carbajal, de Movilidad.

 

Ayer los diputados de mayoría opositora tenían a tiro de piedra al Fiscal General de Justicia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, y literalmente lo dejaron ir. Los que intervinieron a nombre de sus respectivos partidos fueron empáticos, condescendientes y hasta comprensivos pese a que el mismo titular del Ministerio Público les admitió en tribuna el que clima de inseguridad es alarmante en el Estado de México.

 

La posición más complicada que enfrentó Gómez Sánchez corrió a cargo de la diputada morenista, Karina Labastida Sotelo, quien acusó abiertamente que la Fiscalía es un nido de corrupción, impunidad e ineficacia, incluso trató de acorralar al fiscal con el tema de feminicidios y fue ahí donde los correligionarios de Morena se “engallaron”, sacaron una enorme pancarta y le gritaron a Alejandro Jaime Gómez: “Ni una muerta más”.

 

Incluso del que se esperaba más era del también diputado de Morena, Gerardo Ulloa Pérez, a quien sus compañeros le pidieron “armar el debate”. Lo más fuerte de su intervención fue la invitación para que el fiscal Gómez cierre el ciclo de corrupción e impunidad y haga historia, pero lo exaltó al reconocerle que admite los bajos logros en combate a la delincuencia. Alejandro le tomó la palabra, ofreció cifras y apaciguó la tensión.

 

La dinámica de “take it easy” funcionó. Eso de repartir responsabilidades y culpas les salió bien a los secretarios del gabinete delmacista quienes saben que Morena y sus aliados ya no pueden seguir culpando sólo al PRI y su gobierno de las desgracias de inseguridad, servicios y cualquier otro lastre en materia de gobernanza.

 

Morena ya es parte del juego, lo que haga o deje de hacer impactará en los mexiquenses a los que mayoritariamente representa en la soberanía y a los que casi en su totalidad gobernarán en los municipios del estado a partir del 1 de enero del 2019. El partido avasallador de las elecciones del 1 de julio debe entender que a su papel de rijoso, inconforme y lapidario le llegó su fecha de caducidad.

 

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Lo que el viento a Juárez…

Uno de los secretarios que se la llevó de pechito en su comparecencia en el Congreso fue el de la Contraloría, Javier Vargas Zempoaltecatl, quien ante integrantes de la Comisión de Participación Ciudadana, dejó en claro que el funcionario conoce sus temas lo suficientemente como para exponer avances, reconocer desafíos y escuchar opiniones diferentes; ganó el diálogo y el respeto. Para ser novato en las grandes ligas se impuso a los diputados que quizá siguen sin estudiar y sin hacer la tarea. Otro, el secretario de Agua y Obra Pública, Rafael Díaz de Leal Barrueta, sólo le demandaron que el gobierno modifique las normas para la entrega de licitaciones y construcción de obra de alto impacto para evitar escándalos y bochornos como el de OHL. Rafael Díaz, se sacudió la presión pidiendo a los diputados que se sumen a la tarea e impulsen nuevos modelos de transparencia.

 

Congreso local, entre Dios, el diablo y la muerte…

Hace dos semanas la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos presentó ante el Congreso mexiquense la iniciativa para que el gobierno provea un marco jurídico que despenalice la interrupción del embarazo no deseado. Ayer organizaciones Pro-Vida respondieron de la misma forma, acudiendo al Congreso local para interponer su iniciativa que evite los legrados y considere el derecho a la viuda desde la concepción. Vamos a ver la postura de los diputados y de sus respectivos partidos. El PAN de entrada dirá que no a la despenalización del aborto y el PRI hará mutis frente al tema; lo más importante será el papel que asuman Morena y sus aliados, sobre todo porque la manifestación de ayer fue patrocinada por una ex candidata a diputada local plurinominal del Partido Encuentro Social. El complejo tema del aborto ya se está calentando y sólo es cuestión de días para que veamos la intervención de la Iglesia Católica del Estado de México, que se resiste a la sola discusión de la interrupción del embarazo. Morena y su mayoría tienen una papa caliente.

Artículos similares