LETRAS DE JUAN GABRIEL

0
166
CANAPAT advirtió a policía estatal drástico incremento de asaltos en Paseo Tollocan; el crimen de Fernando Ortiz se pudo evitar. Maestros del SMSEM sin recursos.
  • Crimen de Fernando Ortiz se pudo evitar; policía no atendió advertencia.
  • CANAPAT le hizo la chamba de inteligencia a la SSEM y ni así actuó.
  • Paseo Tollocan, bomba de tiempo frente a delincuencia y accidentes.
  • José M. Uribe aplica la dormilona a programas para maestros del SMSEM.

 

La consternación y exigencia de justicia por el asesinato del profesor Fernando Ortiz Ramírez, quien fue ultimado a balazos por resistirse a un asalto la mañana del pasado miércoles, a bordo de un autobús del transporte público, tiene como origen un alto grado de omisión, por no decir complicidad.

 

Una noche antes del trágico suceso, es decir el martes 18 de febrero, dirigentes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT) en la entidad, advirtieron mediante llamadas telefónicas a los comandantes regionales de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y a los directores municipales de seguridad del Valle de Toluca, que los asaltos a bordo de autobuses de pasajeros habían registrado un drástico incremento.

 

No sólo eso, se les dijo -con lujo de detalle- tres puntos relevantes:

 

1.- Que la línea Estrella del Noreste era la más atacada por los delincuentes, con un alto grado de violencia.

 

2.- Que la ruta con mayor número de asaltos era la Toluca-Tianguistenco, sobre Paseo Tollocan, siendo el cruce con Bulevar Aeropuerto la de mayor incidencia delictiva; seguida de Avenida Comonfort, Avenida Tecnológico y Pilares respectivamente. Es decir, toda la vialidad a merced de los criminales.

 

3.- Les dieron hasta el nombre y número de integrantes de la banda responsable de casi todos los atracos a bordo del transporte; que se subían en la zona de Pilares y se bajaban en Santa Elena o Santa Juanita, San Mateo Atenco.

 

Literalmente la CANAPAT les hizo la chamba a las unidades de inteligencia de la policía, pues les describió “el mapa delictivo” sobre ruedas, el cual y en teoría deben conocen a la perfección las autoridades de seguridad destacadas en esta zona del Estado de México.

Fernando Ortiz, víctima de la omisión que se vuelve complicidad.

La CANAPAT también les pidió a los comandantes tomar urgentes medidas de prevención y capturar a la brevedad a esta organización de delincuentes “para no lamentar consecuencias”… 12 horas después, en la ruta y línea señaladas se registró el asalto y homicidio de Fernando Ortiz, un joven profesor de secundaria que esa semana recibió la buena noticia de que tendría más horas clases y le alcanzaría –entre otras cosas- para comprar una nueva computadora.

 

¿El crimen de Fernando se pudo evitar?, claro, como el de muchos otros estudiantes y trabajadores mexiquenses que salieron de madrugada o trataron de regresar a sus casas a altas horas de la noche, pero tuvieron la misma suerte del finado profesor.

 

Si las policías estatal y municipales ya saben dónde y cómo operan los delincuentes, ¿qué diablos esperan para actuar? Aquí sólo hay de dos sopas, ¿no pueden o no quieren?… omisión es complicidad.

 

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Ojos que no ven, corazón que no siente…

Sólo basta recordar que el atraco del autobús donde murió Fernando ocurrió en Pilares y no fue sino Hasta San Mateo Atenco, 10 kilómetros después, donde el chofer de la unidad encontró a una patrulla, para ese momento la ayuda era innecesaria. ¿La Secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes, se ha percatado que ni de día ni de noche hay patrullas vigilando Paseo Tollocan?, no solamente para inhibir los actos delictivos sino para evitar accidentes, pues camiones de carga, autobuses de pasajeros y hasta pipas de combustible se meten a los carriles de alta velocidad. Ya tenemos a un muerto producto de la delincuencia, al menos que la titular de la SSSEM espere una tragedia mayor.

 

Esa de Chabelo: “Silencio, que están durmiendo”…

El Secretario General del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), José Manuel Uribe les está aplicando “la dormilona” a los más de 100 mil profesores mexiquenses. Con más de un año de gestión nomás no ha podido ponerse al corriente en los principales programas sociales de sus agremiados. A los maestros los traen mareados de tantas vueltas que dan para tratar de conseguir el FAJAM (Ahorro para la Jubilación y Apoyo Múltiple), préstamos de vivienda y diferentes recursos que fueron autorizados por la Legislatura local. Navarrete ya lleva un tercio de su representación y va que vuela para prospecto de la Cuarta Transformación quiere darles aire a varios sindicatos, el SMSEM está en la lista.