Libra el presidente de Guatemala proceso de desafuero legislativo

* Libró una investigación del MP por el delito de financiamiento

electoral ilícito en los pasados comicios del 2015.

Guatemala.- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, preservó la inmunidad de su cargo y libró una investigación del Ministerio Público (MP) por el delito de financiamiento electoral ilícito en los pasados comicios del 2015.
El Pleno del Congreso (158 diputados) debatió sobre el informe circunstanciado que presentó la Comisión Pesquisidora, la cual recomendó declarar con lugar el antejuicio y desaforar a Morales para someterlo a la justicia.
Sin embargo, no se lograron los 105 votos que se requerían para que avanzara el antejuicio contra el mandatario, debido a que la mayoría de diputados votó a favor de declarar sin lugar el proceso para levantar la inmunidad presidencial.
Se necesitaba de la tercera parte de los votos del total de diputados (105) para declarar con lugar o no el proceso de antejuicio contra el gobernante, quien asumió el 14 de enero de 2016 para un mandato de cuatro años.
Los diputados que votaron a favor de retirar el proceso de antejuicio lograron mayoría, 104 de 158 legisladores, pero no pudieron alcanzar el número de 105 para declararlo sin lugar y cerrar en definitiva la posibilidad de que el presidente Morales fuera investigado por financiamiento electoral ilícito. En consecuencia, el antejuicio fue archivado pero no eliminado, lo que implica que se podría retomar el proceso de antejuicio contra el presidente Morales. En este caso, se necesitarían los 105 votos para retirarle la inmunidad y someterlo a los tribunales.
El diputado Marcos Yax, de un partido minoritario afín al gobierno, afirmó que votaron en contra de retirar la inmunidad presidencial en aras de “evitar confrontaciones entre los guatemaltecos y mantener la institucionalidad”.
Entidades civiles, no vinculadas a organizaciones políticas, que presionaron fuera del congreso por el voto en contra del gobernante, anunciaron “marchas ciudadanas” a partir de mañana martes para protestar contra la corrupción y la impunidad y exigir la renuncia del presidente.
El legislador de la oposición, Leocadio Juracán, afirmó que el partido en el gobierno y sus afines “apoyaron la impunidad” y buscaron “blindar” al presidente Morales para librarlo de la investigación y de los tribunales por un delito electoral.
El presidente de la Comisión Pesquisidora, diputado Julio Ixcamey, en rueda de prensa previa al debate en el Pleno del Congreso, explicó la resolución que recomendó declarar con lugar el antejuicio contra el presidente Morales.
“Existen elementos suficientes para recomendar al Pleno del Congreso que, como consecuencia de hechos investigados”, el presidente Morales “debe ser puesto a disposición de la justicia común”.
Recomendó esta iniciativa “en virtud de la probable participación en los hechos concernientes a la falta de presentación de informes y negativa de proporcionar información al órgano electoral durante su gestión como secretario general” del ahora partido en el gobierno.
El informe circunstanciado, de 40 páginas, se presentó durante la tarde de este lunes al Pleno del Congreso para que los diputados decidieran al final declarar con lugar o no el antejuicio. Apenas 25 diputados votaron a favor de retirar la inmunidad al gobernante.
El MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG, dependencia de las Naciones Unidas), solicitaron el antejuicio para investigar al presidente Morales por el delito de financiamiento electoral ilícito.
El delito habría sido cometido durante 2015 cuando Morales fungió como secretario general del partido que lo llevó al poder. En el informe de la Comisión Pesquisidora se destacó que si bien el presidente era responsable, no manejó en forma directa el dinero de la campaña política.
El MP y la CICIG, entidad que colabora en la lucha contra el crimen y la corrupción en Guatemala, indicaron que se necesitaba retirar la inmunidad del presidente Morales para continuar las investigaciones en su contra.