Los colores de la Blancas

Por Isabel Blancas

Después de tomarme algunos días de vacaciones regreso para compartir con usted un par de reflexiones con respecto a la llegada de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República pues aunque ya van un par de días, este tema no dejará de ser polémico y comentado un buen tiempo.

La toma de protesta se desarrolló en un ambiente de tranquilidad y hasta ahora así ha marchado el país, aunque algunos sectores ya han externado su preocupación por varios temas.

Lo amarillo

En el ámbito económico, a los empresarios les apremia que no exista un discurso que les dé certidumbre a sus inversiones por lo que muchos han dejado de hacerlo, lo que pone en riesgo la generación de empleos que tanta falta hace en el país para mejorar la calidad de vida de un buen número de familias.

Tampoco hay claridad en varios de los puntos que se dieron a conocer para poner en marcha en la administración federal, como el recurso que se destinará a los jóvenes que no estudian ni trabajan como beca.

En materia de seguridad, Odilón López Nava, presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo en la entidad (y quien acaba de ser nombrado consejero del Comité Ciudadano de Seguridad Publica en el estado, junto con otras cinco personas entre las que se encuentra también el empresario Jorge Luis Millan), consideró que la ley no se puede negociar por lo que es preocupante que el presidente quiera dar amnistía a quienes hayan cometido algún delito, cualquiera que este sea.

También el tema de la creación de la guardia nacional ha creado controversia pues hay quienes consideran que la aplicación de la ley será más dura y rígida con policías militares en la calles; sin embargo, la que suscribe considera que eso es lo que realmente se necesita, cero tolerancia, aunque a muchos no nos gustará.

Pero esto dependerá también de la ciudadanía pues no nos agrada que nos llamen la atención y hay quienes no lo aceptan aun sabiendo que cometieron falta, lo que lleva a otro tema que es el combate a la corrupción.

Definitivamente no me alcanzará el espacio para poder plasmar lo que la ciudadanía y los diversos sectores de la sociedad expresan pero lo que queda claro es que para nada será una dirigencia fácil de llevar pues aún hay un poco de rencor (de Morenistas hacia militantes de otros partidos y viceversa), molestia, expectativa, desconfianza y miedo; sin embargo, es tiempo de sumar y escuchar, que buena falta nos hace a todos.

¡Gracias!Recibido.Recibido, gracias.

Artículos similares