Los colores de la Blancas

 

Por Isabel Blancas

La escasez de gasolina sin duda ha sacado lo peor y lo mejor de nosotros pero de que aún nos falta mucho respeto por el prójimo eso es un hecho porque de lo que más se queja la gente es de los “gandallas” que buscan la menor oportunidad para meterse en la fila para comprar gasolina, sacar provecho, revender, insultar y hasta pelear.

Pero también existe el lado bueno, la gente que se preocupa por los demás, que abrió grupos de wa para poder avisar donde había gasolina, cuanta fila, tiempo de espera, que combustible se distribuía, personas que sin necesidad organizaban el tránsito, cuidaban que no se metieran en la fila y por ellos es por lo que no se sentía tan pescado el tiempo de espera que llegaba a ser hasta de más de 5 horas pero hubo quien también dormía en las filas para apartar lugar.

Lo cierto es que esta situación, lejos de unir a l sociedad la está dividiendo por las posturas tan radicales que se están tomando. Por un lado quienes critican a mas no poder la estrategia y “meten el dedo en la yaga hasta que vuelva a sangrar” para demostrar que tenían razón al no votar por Andrés Manuel López Obrador.

Por el otro lado, los ultra requete re contra AMLOvers que defienden a capa y espada la decisión gubernamental que por muchos es reconocido que no fue la mejor. Que son incapaces de hacer un análisis de lo que está sucediendo hoy que aunque fue consecuencia de decisiones del pasado, están afectando a cientas de personas.

Nada es tan bueno ni tan malo, es cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero de qué hay afectaciones, las hay.

El sector empresarial ya reporta pérdidas millonarias porque no solo es lo que se pierde sino también lo que deja de ingresar y es una situación que traerá consecuencias a partir de unos días.

No pasa nada si dejamos unos días el auto guardado en casa, los que puedan, pero no todos podrán porque hay quienes trabajan viajando, transportando, llevando, trayendo, y su vida realmente se ha vuelto un caos.

Lo que a nadie se le debe olvidar es que todos vamos en el mismo barco así que más vale que jalemos parejo porque en primero, no nos queda de otra y en segunda, debemos ser personas RESPONSABLES y querer que al país le vaya bien.

Me parece que nadie está en contra de luchar contra la corrupción, terminar con los abusos, pero con decisiones mejor planeadas, previendo consecuencias y sobre todo con resultados, gente en la cárcel, castigos sin precedentes, concesiones retiradas porque si ya se dio el manotazo, que venga el castigo.

En esta ocasión no hubo colores porque me parece que ahora si es rodó un arcoíris lo que tenemos con el tema de la gasolina pero que realmente se requiere un compromiso y una responsabilidad por parte del gobierno federal y la paraestatal para que digan cuándo se va a regularizar el servicio porque es esta incertidumbre la que también reclama el pueblo.

Artículos similares