Los colores de la Blancas

Por: Isabel BLANCAS

A casi mes y medio de haber iniciado administraciones municipales aún existen varios alcaldes y ayuntamientos en general que no terminan de acomodarse y es que varios se sacaron la rifa del tigre y tuvieron que resolver como pudieron.
Muchos de las administraciones municipales están siendo conformadas por gente que no cubre los perfiles y tampoco tiene experiencia en desempeñar las actividades que les han sido encomendadas y aunque es verdad que nadie nace sabiendo, hay gente que ni por equivocación se prepara o intenta hacerlo para cumplir una encomienda y peor aún, tampoco se rodean de personas que los saquen de apuros y prefieren cubrir plazas con amigos y compadre, como siempre sucede.
En Toluca por ejemplo, varios empresarios ya se han empezado a quejar porque el director de Desarrollo Económico, Luis Felipe García Chavez, no tiene el perfil que se requiere para atender las necesidades de este sector y aunque están dispuestos a dar un voto de confianza, hubieran preferido que ese puesto fuera ocupado con alguien más conocedor del tema.
No es el único caso en Toluca, algunos funcionarios ni siquiera son de la región, hay quienes vienen del Valle de México y están siendo señalados por malos manejos, tal es el caso de Jasé Antonio Caballero Díaz, ahora director de Servicios Públicos en Toluca.
Lo rojo
Cómo estos casos se pueden hablar cientos de puestos que están siendo ocupados en las administraciones municipales por personas que no tienen ni experiencia ni perfil ni humildad para dejarse ayudar por gente que si conoce el tema.
También hay quienes han tenido que “pagar su cuota” por haber obtenido ayuda de organizaciones y asociaciones que obtuvieron “lugares para su gente”.
La realidad es que a México y al estado aún nos falta mucho para poder tener gobiernos decentes, capaces, honestos y leales a la gente, siempre responde a partidos políticos, intereses de grupos o personales y hasta promesas que ahora que han llegado al poder, deben cumplir.
Lo amarillo
Lo interesante ahora es ver que la gente ya no está solo sentada esperando resultados, ahora exige, reclama, señala y se queja cuando las cosas no son cómo se prometieron así que a la hora de evaluar a los alcaldes y sus administraciones ya se verán los resultados, por lo menos en los primeros 100 días pero parece que van lentos, no terminan de acomodarse ni de encontrar la manera de cumplir varias de las promesas hechas.
El voto de confianza de la gente a los nuevos gobiernos ya se dio y se esperan resultados, respuestas, acciones, decisiones contundentes que ayuden a mejorar las condiciones de seguridad, económicas, sociales y de orden. Las expectativas son altas y muchas administraciones van lento.

Artículos similares

1 comentario

Dejar respuesta