Luz verde a extradición de Tomás Yarrington

La familia y abogados de Tomás Yarrington mantendrán una "enérgica" defensa para evitar la extradición del exgobernador de Tamaulipas a México o Estados Unidos, pese a que la Corte de Apelaciones florentina dio su visto bueno a esa posibilidad, anunció su hijo del mismo nombre.

*El exgobernador de Tamaulipas fue detenido en Florencia, Italia, el pasado 9 de abril. 

Florencia- La Corte de Apelaciones de Florencia dio su visto bueno a la extradición a México o Estados Unidos del exgobernador del estado mexicano de Tamaulipas, Tomás Yarrington.
La defensa anunció que impugnará esa decisión ante el Tribunal Supremo y la última palabra corresponderá al Ministerio de Justicia italiano.
Tras una audiencia de más de siete horas, la fiscal general sustituta de la Corte de Apelaciones de Florencia, Luciana Singlitico, anunció que ese tribunal aceptó su pedido a favor de la extradición de Yarrington, detenido en esta ciudad el pasado 9 de abril.
“Será el Ministerio de Justicia el que decidirá, pero para la Corte de Apelaciones, al igual que para mí, existen las condiciones (para la extradición). Por ahora (los jueces) leyeron solamente la sentencia o dispositivo”, dijo Singlitico.
Precisó que las motivaciones del veredicto serán depositadas en un plazo de 15 días, después de lo cual los abogados del acusado tendrán 30 días para presentar una impugnación ante la Corte Suprema, aunque al final será el ministro de Justicia (Andrea Orlando) quien decidirá.
“La Corte de Apelaciones no puede decidir el país (al que Yarrington sería extraditado), ello corresponde al ministro de Justicia”, explicó.
Declaró sentirse “satisfecha” de haber hecho su trabajo, pese a que “algunos” la calificaron de “ignorante” debido a su posición a favor de la extradición.
Informó que el exgobernador permanecerá recluido en la cárcel florentina de Sollicciano hasta que sea dicha la última palabra sobre el caso.
“Nosotros debemos esperar las motivaciones de la Corte de Apelaciones y conocer las razones por las que emitió este veredicto favorable a la extradición tanto a Estados Unidos como a México”, declaró el abogado de Yarrington, Luca Marafioti.
Aseguró que “en todos estos meses hemos dado batalla buscando demostrar que ninguno de los dos pedidos de extradición, en especial el mexicano, era compatible con el requisito de la doble incriminación, ni presentaban elementos indiciarios que correspondieran a los requisitos esenciales”. Aseguró que las acusaciones no fueron demostradas y en algunos casos resultaron ser hasta falsas e inducidas a través de elementos inconstitucionales para el sistema de justicia italiano.
En ese sentido, dijo que todo ello delineó un proceso “injusto”, sin una adecuada base legal y, sobre todo, con el alto riesgo de que las condiciones para el acusado en los países solicitantes de la extradición no respetarán sus derechos humanos.
Por ello confirmó que la defensa de Yarrington presentará una impugnación ante la Corte Suprema italiana en los 15 días sucesivos a la publicación de las motivaciones de la sentencia del Tribunal de Apelaciones.
“Hemos dado batalla para la tutela del señor Yarrington y continuaremos haciéndolo”, agregó.
Dijo que durante la audiencia de ayer, celebrada ante la primera sección penal de la Corte de Apelaciones, en el Palacio de Justicia de Florencia, el exgobernador apareció “sereno” y dijo que combatirá para demostrar su inocencia.
“Al final la decisión tendrá un sesgo político (pues corresponderá al ministro de Justicia), pero antes debemos esperar para ver lo que dice la Corte Suprema”, anotó.
Marafioti reconoció que la decisión final sobre el caso podrá tomar aún “algunos meses”.
Estados Unidos acusa a Yarrington por delitos de delincuencia en tráfico de sustancias estupefacientes, lavado de dinero y fraude bancario, entre otros.
México lo reclamó inicialmente por tráfico de sustancias estupefacientes, aunque los gobiernos de ambos países acordaron dar prioridad a la solicitud de extradición presentada por Washington.
El exgobernador fue arrestado en Florencia el pasado 9 de abril, luego de residir bajo identidad falsa por al menos varios meses en la sureña ciudad de Paola, en la región de Calabria.