Madrid llora despedida de Cristiano Ronaldo

Foto Especial

* El club ganó millones de euros por su traspaso, mientras la afición pierde a un ídolo

Por Monick Huitrón

Días atrás estuvimos dando cuenta del acercamiento de Juventus a Cristiano Ronaldo, haciéndole tremenda oferta por alinear con ellos. Hubo quienes no lo creyeron porque no les cabía en la cabeza la idea de que el portugués quisiera dejar Madrid por ir a Italia. Sin embargo, era un hecho que se iría; durante el mundial guardó silencio y no hizo declaración alguna por respeto a su club y para no entorpecer las negociaciones que ya estaban sobre la mesa.

Ayer, la directiva de Real Madrid publicó un comunicado abierto en redes sociales, en el agradece a Cristiano su entrega y dedicación al club. En el que reconoce sus múltiples logros durante los nueve años que portó la camiseta del equipo merengue.

Lo cierto es que mientras los dueños se llenan los bolsillos con la millonaria venta y la afición llora la salida de su ídolo, al interior del equipo, hay calma y hasta alegría entre algunos jugadores que la sufrieron de a de veras, por los caprichos y condicionamientos de Cristiano; esto no es un secreto. En los vestidores cualquiera podría contar una y mil historias sobre lo que se vivía con el divo. Los más valientes podrían dar testimonio sobre cómo Ronaldo manejaba a su antojo las alineaciones y pasando por encima del técnico, incluso, él decidía quiénes jugaban y quiénes no; si no, que le pregunten a Zidane.

La salida de Cristiano Ronaldo de Real Madrid, termina con una era muy importante del club, y abre también la posibilidad de que llegue una nueva figura, o que, incluso, se le dé oportunidad a los que ya están dentro y que no han podido brillar por no opacar al portugués.

También podríamos pensar que esta salida viene a ser un remanso de paz para los directivos, ya que más allá del montón de títulos que se consiguieron con el talento de Cristiano, también es un hecho que era un dolor de cabeza para ellos, porque vivían contando los días en que llegara el señor a pedir otro aumento de sueldo, por la razón que fuera.

El mundo está a la expectativa y la presión que ahora tiene en sus hombros el llamado mejor jugador del mundo, es mucha, porque tendrá que desquitar cada uno de los 112 millones de euros que la Juven pagó por sus piernas.