Maíz nativo se encuentra en peligro

El maíz nativo ha demostrado tener buena adaptabilidad a condiciones climáticas adversas, suelos con pendientes pronunciadas y susceptibles a erosión y baja fertilidad; ante ello, investigadores del Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR) de la Universidad Autónoma del Estado de México expusieron la importancia de desarrollar estudios de diversidad fenotípica para analizar la variedad genética de éste.
Al respecto, el profesor e investigador Ángel Roberto Martínez Campos comentó que dicho análisis debe desarrollarse dentro de un cultivo, con el propósito de asociar las características de rusticidad, tolerancia a enfermedades, rendimiento y calidad, así como profundizar en el conocimiento del germoplasma, lo cual constituye una estrategia para hacer un uso más eficiente de los recursos, tanto humanos como económicos.
Sobre la importancia que tiene el maíz en la sociedad mexicana, Martínez Campos destacó que éste es la base de la alimentación de los mexicanos, porque representa la mitad del volumen total de alimentos que se consumen cada año y proporciona a la población cerca de la mitad de las calorías requeridas. En su trabajo titulado “La diversidad fenotípica como estrategia de rescate de las variedades nativas de maíz”, el investigador del ICAR manifestó que para México este grano representa un bien comercial, pero también constituye una expresión de relaciones que permite a las comunidades y a los pueblos rurales del país su subsistencia. Sin embargo, Ángel Roberto Martínez Campos aseguró que el maíz nativo se encuentra en peligro, debido a la sustitución de este cultivo tradicional por variedades mejoradas a las que se les atribuye un mayor rendimiento y capacidad de tolerar ciertos factores climatológicos.