Más de 650 empresas participarán en reconstrucción en la capital del país

REDACCIÓN

La Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México eligió a más de 650 empresas constructoras que participarán en este proceso, luego del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Durante el evento celebrado en el Colegio de Ingenieros Civiles, en el sur de esta capital, se realizó el proceso de insaculación en compañía de representantes de la sociedad civil, notario público y el secretario contralor de la Ciudad de México.

Las empresas asumirán dicha tarea en 600 colonias afectadas por el sismo de 2017, las cuales fueron divididas en 203 cuadrantes, cada uno con aproximadamente 50 colonias dañadas y con 500 viviendas.

El comisionado para la Reconstrucción, César Cravioto, dijo en entrevista que en cada uno de los cuadrantes, se insaculará una empresa constructora y supervisora, las cuales serán dadas a conocer tras el proceso “para que haya una revisión de la sociedad en su conjunto”.

Dijo que, luego de la insaculación, mañana y durante los próximos 15 días, darán inicio una serie de asambleas en las colonias afectadas donde se presentará  a los damnificados, tanto a la empresa constructora, como a su supervisora.

“Los próximos 15 días, son para que justamente estas empresas validen el listado de damnificados que les vamos a dar para que visiten las viviendas”, dijo el comisionado tras afirmar que después de este proceso “ya vendrán las obras”.

Respecto a costos, Cravioto aseguró que se acordó que todas y cada una de las empresas participantes cobrarán lo mismo; “nosotros vamos a estabilizar el precio de la reconstrucción conforme a la mesa técnica que la integran las cámaras y asociaciones”.

Todas las viviendas tendrán un espacio de 65 metros cuadrados en un solo nivel con opción a crecimiento y sólo en caso de que en ese predio viviera más de una familia, se llevará a cabo una segunda fase de 65 metros cuadrados adicionales, misma que iniciará una vez que las familias desplazadas en todas las zonas de la ciudad vuelvan a sus hogares.

Asimismo, destacó que el metro cuadrado tiene un costo de ocho mil pesos y anunció que la Comisión a su cargo tiene un presupuesto de cuatro mil 400 millones de pesos, recursos que se encuentran en el Fideicomiso Recuperación Crediticia de la Ciudad de México (Fidere), más 500 millones de pesos que tiene la Secretaria de Obras para otro tipo de construcciones relativas a la reconstrucción.

Dijo que con el presente esquema se dará solución a 12 mil viviendas unifamiliares en un año en la Ciudad de México y que en febrero se dará a conocer el esquema de todos los edificios dañados en esta metrópoli.

Es de mencionar que el proceso de insaculación realizado se dividió en dos partes; la primera con la presentación de cada una de las empresas constructoras y supervisoras, las cuales al ser nombradas depositaron sus nombres en dos urnas de acrílico.

Mientras que en la segunda etapa, se procedió a la selección de la constructora y su supervisora; en caso de que alguna empresa no pueda de último momento realizar dichos trabajos por alguna razón, se eligió a una sustituta para llevar a cabo la encomienda.