Más empleos para vecinos de Ecatepec

Daniela trabaja en el Mexicable, apoyando todos los días a los usuarios del teleférico en la adquisición o recarga de sus tarjetas de pago; adultos mayores y personas con discapacidad forman parte de la fuerza de trabajo del teleférico de San Andrés de la Cañada.

Entre las personas que trabajan en el Sistema de

Transporte Teleférico, destacan 14 adultos mayores, quienes

se encargan de asistir a usuarios en elevadores.

Ecatepec, Méx.- Desde su inauguración en octubre de 2016, el Mexicable ha dado empleo a más de 200 personas, la mayoría originarios o vecinos del municipio de Ecatepec, lo que ha favorecido el dinamismo laboral y económico de la zona.

Entre las personas que trabajan en el Sistema de Transporte Teleférico, destacan 14 adultos mayores, quienes se encargan de asistir a los usuarios en los elevadores, lo que les deja la gran satisfacción de ser autosuficiencientes y seguir aportando bienestar a sus familias y a la comunidad.

Con una sonrisa y trato amable, Don Ignacio Páramo y Don Leonardo Hernández facilitan el acceso a más de 18 mil personas todos los días, que utilizan este novedoso servicio de tansporte público, primero en su tipo en el país.

“En verdad estoy muy satisfecho con el trabajo. A Ecatepec llegué en el año de 1977 y tuve cinco hijos que ahora están felices porque dicen que qué bueno que conseguí este trabajo, porque no quieren que me vaya para allá, a los Estados Unidos. Estoy a gusto, pues estoy al frente de mi demás familia”, expresó Don Ignacio, elevadorista de 72 años.

“Pensé que por mi edad ya no me iban a aceptar; vine y me dijeron que sí. Los usuarios me dicen que es un buen servicio, que los atendemos muy bien. Esto del Mexicable le ha ayudado a las colonias, la gente se siente segura”, afirmó Don Leonardo, elevadorista de 57 años.

En el Mexicable también trabaja Daniela Aguirre, quien se ha visto doblemente beneficiada por la construcción del teleférico, debido a que como vecina y usuaria, ha reducido sus tiempos de traslado de casi una hora a 17 minutos, desde la zona alta de San Andrés de la Cañada a la Vía Morelos.

Ella viaja con comodidad en las cabinas que pueden adaptarse a su silla de ruedas, y además, como cajera del Mexicable, recibe con una sonrisa a los usuarios y los apoya en la adquisición y recarga de sus tarjetas de pago.