Mel B, lucha contra sus adicciones

Foto Especial

* La integrante de las Spice Girls, se internará en una clínica de rehabilitación

Por Monick Huitrón

Cuando la gente piensa en la vida de lujos y glamour que viven las celebridades, suelen pasar por alto que el estrés al que son sometidas, y que llevar una vida tan expuesta al ojo público y el constante asedio de los medios de comunicación, los llevan a caer, muchas veces, en adicciones, propiciadas por la soledad que les deja su mismo estilo y ritmo de vida.

Los artistas y gente famosa, viven llenos de inseguridades, de entrada, porque nunca tienen la certeza de que la gente que se les acerca, lo hace de manera genuina y no por otro tipo de intereses.

La fama y el excesivo éxito que tuvieron las Spice Girls, y que volvieron a vivir con su reencuentro, las llevó al límite, y prácticamente todas, enfrentaron serios problemas personales. Afortunadamente, pudieron salir bien libradas, excepto Mel B, que está por ingresar a una clínica de rehabilitación en Londres, para tratar su adicción al sexo y al alcohol.

Al parecer, los problemas de Mel B, se incrementaron a partir de su proceso de divorcio con Stephen Belafonte, el productor de televisión con quien estuvo casada por 10 años y a quien ha acusado de maltrato físico y psicológico. En la demanda se puede ver que las acusaciones son fuertes contra su esposo, pues se menciona que él, la obligaba a participar en orgías y a tener relaciones sexuales con otras mujeres, y la amenazaba con filtrar algunos vídeos íntimos si se negaba a hacer lo que le decía. También se lee que él mantuvo un amorío con la niñera de sus hijos, a quien le pagó 300 mil dólares para que abortara, luego de embarazarla.

Mel B, ha pedido una orden de restricción para que Belanfonte, no se acerque a ella ni a los niños, y el juez se la otorgó después de que la cantante acusara a su flamante marido de propinarle brutales golpizas; una de ellas, ocurrió durante una de las galas del programa X Factor, cuando cantaría a dueto con Usher, y a punto de subir al escenario, le dio un puñetazo que le rompió la boca. En otra ocasión, tras la clausura de los Juegos Olímpicos llevados a cabo en Londres en el año 2012, donde las Spice Girls cantaron, la volvió a golpear, y ella tuvo que justificar los moretones, escribiendo en sus redes sociales, que se había tropezado con sus zapatos. Y, la lista de agresiones e insultos, es larga y muy fuerte.

Todo esto, la llevó a empezar a tomar para olvidarse un poco de lo trágica que era su vida, y debido a su baja autoestima, cayó también en excesos de otro tipo que han sumado a fuertes depresiones. Lo importante, es que Mel B, ha podido reconocer que tiene problemas y está dispuesta a enfrentarlos con terapias y rehabilitación, para no perder la custodia de sus 3 hijos.

Ojalá que la estrella inglesa logre superar esta dura prueba, porque aún tiene mucho por darle a su público. Y, porque ninguna mujer merece vivir a la sombrea del miedo y de un pasado lleno de abusos y maltrato.

 

 

 

 

 

 

Artículos similares