Messi celebró su cumple 31 en Rusia

Foto Especial

* El astro del fútbol, celebró lejos de casa y sin su familia pero las muestras de amor inundaron las redes sociales.

Por Monick Huitrón

Estas últimas semanas no han sido fáciles para él; Argentina entera se le ha ido encima por la mala actuación de la selección en Rusia 2018, y la prensa internacional ha tenido muy malas críticas porque no ha podido hacer gol. Ayer fue su cumpleaños y lo celebró concentrado en el bunker de su selección y lejos de sus seres queridos.

La primera en felicitarlo públicamente, fue Antonela Roccuzzo, su esposa, que así le demostró a través de redes sociales, una vez más, el gran amor que le tiene: “Feliz cumple, amor. ¡Te amamos tanto! Gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo y por la familia que formamos que es nuestro tesoro más grande. Deseo que seas feliz hoy y siempre”.

A la celebración pública también su unieron el Club Barcelona, y decenas de amigos y colegas suyos que inundaron las redes con mensajes de felicitación.

Lionel Messi nació el 24 de junio de 1987 en el viejo hospital italiano, Garibaldi, en Rosario, Argentina, donde curiosamente, él y su madre, doña Celia, ocuparon la habitación número 10; número que lleva en su camisa de juego desde hace muchos años y que lo ha encumbrado a ser considerado el más grande futbolista del mundo.

De niño, tuvo que enfrentar burlas y acoso por su baja estatura; cuando tenía 10 años, parecía de 5. Incluso, muchas personas relacionadas al fútbol, le decían que nunca lograría nada por ser tan pequeño, lo que afectaba su autoestima. Hasta que apareció en su camino un visor del Club Barcelona.

Sus padres ganaban muy poco dinero; don Jorge era oficinista y doña Celia, obrera, y eso no les daba para poder pagar el costoso tratamiento hormonal para que el niño Messi creciera. Pero la generosidad de los dueños del Barca les cambió la vida a todos; dejaron Argentina y se mudaron a vivir a Barcelona, donde el crack se hizo estrella, porque futbolista, ya era; futbolista nació.

Hoy, 18 años después, sus piernas valen más de 150 millones de euros, y está consagrado como el más grande futbolista de todos los tiempos.

 

Artículos similares