México no merece un Mundial: Maradona

Foto Especial

* Polémico y hablador como es su costumbre, el argentino atacó a México y se le fue con todo a Osorio por convocar a Rafa Márquez diciendo que está igual de viejo que él.

Por Monick Huitrón

Aunque de Diego Armando Maradona ya nada nos sorprende, sus recientes declaraciones tirándole a México luego de ser seleccionado junto a Canadá y Estados Unidos para realizar el Mundial 2026, causaron enojo en millones de personas y a su mismo estilo, lo atacaron en redes sociales, recordándole algunos de sus muchos escándalos haciendo referencia a que él, es el menos indicado para hablar mal de nadie por su oscuro pasado.

Si se trata de merecer, creo que desde hace mucho tiempo, Diego no merecería seguir en el deporte, ni como técnico ni como nada, ni tener espacios en medios de comunicación porque es un terrible ejemplo para quien lo ve, principalmente, para los niños y jóvenes. Sus escándalos se cuentan por montones, como los que ha protagonizado por violencia; recordemos que le gusta pegarle a sus parejas. Su alocada vida consumida por la cocaína y el alcohol, entre muchas cosas más, lo convierten en un ser con muy poca moral para atreverse a decir qué país merece o no ser anfitrión de una copa del mundo. Lo que hizo en el fútbol y todo lo que logró como deportista del alto rendimiento, se puede hacer chiquito comparado con lo que él es como persona: un ser humano sin escrúpulos.

Basta recordar las imágenes que le dieron la vuelta al mundo, donde se le ve al lado de Nicolás Maduro bailando y celebrando en las pasadas elecciones de Venezuela; burlándose del pueblo venezolano que se está muriendo de hambre, de enfermedades y de un profundo dolor ante la tiranía de sus gobernantes y la indiferencia del mundo que dice dolerse, pero que no hace nada por liberarlos y ayudarlos.

Desde su llegada a Rusia en días pasado, Maradona se robó la atención de la prensa internacional y, este es el verdadero problema, que mientras haya quienes lo sigan inflando, él seguirá sintiéndose Dios y en su papel de ídolo y de superestrella, seguirá diciendo este tipo de cosas: “Acá sale ganando México cuando no se lo merece, porque en realidad México gana dos partidos, llegan los mexicanos a Brasil o Alemania, como me tocó a mí, ¡pumba, fuera!”,

Pero ahí no paró la cosa, y es que, también a Juan Carlos Osorio le tocó lo suyo: “México no le agarró la onda en ningún momento a Reynoso, (se refería a Osorio. Sí, además de hablador, no sabe cómo se llama el técnico de México) a los jugadores, tal es así que incluyó a Márquez con la edad mía”.

Así las cosas con el pelusa, que una vez más, habla porque tiene boca y nos vuelve a demostrar que, sí, las drogas destruyes las neuronas.