Muerte a la impunidad

Foto Juan Hernández

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

A una semana de ser hallada muerta, familiares y organizaciones civiles realizaron una nueva protesta en memoria de Areli Lizbeth de 26 años de edad, para exigir justicia para ella y las demás victimas de feminicidio, pues dudan que su caso se trate de un suicidio, como lo ha expresado la autoridad.

Ayer, un grupo no mayor de 15 personas, se manifestaron frente a Palacio de Gobierno, para presionar a la autoridad  de justicia para esclarecer el hecho a la brevedad.

Entre las pancartas que mostraron se leía mensajes como  “Muerte a la impunidad, para que viva la verdad”, “Disculpa la molestia, pero nos están matando”, “Vivas nos queremos” y “Ni una desaparición más”, entre otros.

Previo a que la Fiscalía General de Justicia (FGJ), diera a conocer el hallazgo de una carta póstuma, los familiares de la universitaria, consideraron que están frente a un caso de feminicidio, porque era una joven dedica al estudio y no tenía novio.

Antes de su muerte, Areli Lizbeth impartía clases e integraba un grupo de danza contemporánea.

“No nada, siempre es fue una chica muy ocupada, muy alegre, como te vuelvo a repetir, sin vicios, siempre al pendiente de todos.

Pues la verdad una barbaridad porque pues no hay fundamento… no tenía novio, hasta dónde nos quedamos no tenía novio”, declaró la prima de la joven, Sarahi García.

Reconoció que para sus familiares ha sido fuerte el deceso de su prima, pues iba por una segunda carrera en la Universidad Autónoma estatal.