Niños en Siria viven un horror: Unicef

Foto Especial

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) emitió hoy un comunicado en blanco que tiene una sola declaración, en que expresa que ya no quedan palabras para describir el horror que sufren los niños atrapados en la guerra de Siria.

“Ninguna palabra hará justicia a los niños asesinados, sus madres, sus padres y sus seres queridos”, afirmó Geert Cappelaere, director de Unicef para el Medio Oriente y África del Norte.

El comunicado fue emitido bajo el título “La guerra contra los niños en Siria: informes de bajas masivas entre niños en Ghouta oriental y Damasco”.

Tras la declaración de Cappelaere, el comunicado está completamente vacío. Al final, un pie de página explica: “Unicef está emitiendo esta declaración en blanco. Ya no tenemos las palabras para describir el sufrimiento de los niños y nuestra indignación”.

Añadió: “¿los que infligen el sufrimiento todavía tienen palabras para justificar sus actos bárbaros?”.

El comunicado fue emitido tras una de las jornadas más sangrientas de los siete años de guerra civil en Siria, luego de que más de un centenar de personas murieran en ataques perpetrados por fuerzas leales al gobierno sirio en Ghouta oriental, un suburbio de Damasco.

Ghouta oriental es uno de los pocos enclaves aún controlados por los rebeldes, por lo que ha sido el centro de una intensa ofensiva militar durante los últimos cuatro años de parte de las fuerzas del presidente Bashar al-Assad.

De acuerdo con el Sindicato de Organizaciones de Asistencia Médica y Socorro (UOSSM), una organización de caridad, más de cinco hospitales fueron atacados el lunes, lo que provocó la muerte de 97 personas y más de 500 heridos.

Bombardeos adicionales este martes provocaron además la muerte de otras 45 personas, de las que se calcula que al menos 20 fueron menores de edad.