No hay condiciones para negociar con Norcorea

El jefe de la diplomacia estadounidense indicó que el siguiente paso es acordar un lugar y fecha para el encuentro, lo cual aseguró podría demorar varias semanas antes de una resolución final.

* Pero hemos dicho que estamos abiertos a pláticas: Rex Tillerson.

Washington.- El secretario de Estado, Rex Tillerson, aclaró que la eventual reunión entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong aún no será una negociación sin un diálogo sobre la desnuclearización de la península.
“Las condiciones no están aptas para negociaciones, pero hemos dicho por algún tiempo que estamos abiertos a pláticas”, dijo en el marco de una gira por África de acuerdo con la versión estenográfica distribuida por el departamento de Estado.
Trump accedió a reunirse para mayo con el líder norcoreano, quien prometió que Corea del Norte se abstendrá de realizar nuevas pruebas nucleares o con misiles, y dejó de lado su oposición a la celebración de los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos.
“El presidente ha dicho por algún tiempo que está abierto a platicar así que estaría dispuesto a reunirse con King cuando las condiciones y el tiempo fueran propicios”, indicó Tillerson. “Creo que a juicio del presidente, ese momento ha llegado”.
El jefe de la diplomacia estadounidense indicó que el siguiente paso es acordar un lugar y fecha para el encuentro, lo cual aseguró podría demorar varias semanas antes de una resolución final.
“Así que ninguna sorpresa. Sabemos que ha habido mucha discusión… También han habido contactos de ida y vuelta con ellos a través de canales que hemos tenido abiertos por algún tiempo”, añadió.
Trump conversó en las últimas 24 horas telefónicamente por separado tanto con el primer ministro de Japón Shinzo Abe, como con el presidente chino Xi Jinping para discutir la situación de Corea del Norte.
En ambas conversaciones, los tres países coincidieron en la necesidad de mantener la mayor presión sobre el régimen de Corea del Norte hasta que se logre un acuerdo de desnuclearización que sea verificable e irreversible.