Nuevo proyecto para mejorar bosques y uso de la tierra: FAO

0
53

REDACCIÓN

 La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó hoy un proyecto con el fin de que la información forestal sea más accesible, transparente y disponible para ayudar a los países en desarrollo a cumplir con los requisitos de mayor transparencia del Acuerdo de París.

El proyecto que contará con el apoyo del fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) consistirá en 7.1 millones de dólares que beneficiará a 26 países de Asia, África y América Latina.

“El seguimiento y la presentación de informes eficientes sobre los bosques y el cambio en el uso de la tierra son esenciales para evaluar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a medida que los países adoptan medidas de mitigación y adaptación al cambio climático”, refirió el organismo.

Puntualizó que el FMAM donará 1.9 millones de dólares y la FAO 5.2 millones de dólares y es uno de los cuatro proyectos mundiales aprobados en el marco de la Iniciativa de Fomento de la Capacidad para la Transparencia (CBIT, por sus siglas en inglés).

«Muchos países en desarrollo carecen de la capacidad de elaborar datos forestales fiables para informar sobre sus logros climáticos”, manifestó Hiroto Mitsugi, subdirector general de la FAO al frente del Departamento Forestal.

“Este proyecto ofrecerá una plataforma esencial para obtener información forestal más transparente, ayudando a los países a recopilar, analizar y difundir mejores datos de acuerdo con los requisitos del Acuerdo de París”, puntualizó.

El Acuerdo de París sobre el cambio climático, que se logró el 12 de diciembre de 2015 en la capital francesa, es un plan global de acción para limitar el calentamiento del planeta a 2°C.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró el mes pasado que su país se retirará del mecanismo, al sostener su criticado argumento de que no castigará a la población con un mal negocio que “enriquece a los contaminadores extranjeros”.

Como lo ha hecho desde el 1 de junio de 2017, cuando anunció el retiro estadounidense del pacto sobre cambio climático, el mandatario defendió su decisión de eliminar regulaciones de la industria energética y advirtió que sus políticas pro combustibles fósiles han convertido a este país en una superpotencia energética.

De acuerdo con la FAO el nuevo proyecto será implementado durante dos años por los equipos de evaluación de los recursos forestales mundiales del organismo y de seguimiento forestal nacional, que ya apoyan a 70 países en su labor de vigilancia para garantizar una gestión forestal más sostenible y una mejor presentación de informes.