Orgullo artesanal

Abuelitos artesanos… En el marco de la celebración del Día de Muertos, el gobernador Alfredo del Mazo Maza y su esposa, la señora Fernanda Castillo, recorrieron la exposición de catrinas que elaboraron los abuelitos que asisten a las Casas de Día. En este espacio, el mandatario mexiquense reconoció el nivel artístico de las 45 catrinas y las ofrendas con alusión indígena de las etnias mazahua, matlatzinca, nahua, otomí y tlahuica. (Foto: Ilustración)

* Festejó gobernador Día de Muertos con artesanías de abuelitos del DIFEM.

* Participaron en concurso de catrinas integrantes de las Casas del Adulto Mayor.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

Como parte de las actividades del Día de Muertos, el gobernador Alfredo del Mazo Maza y su esposa Fernanda del Castillo de Del Mazo visitaron la exposición que montaron abuelitos y abuelitas, quienes crearon 45 Catrinas en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIFEM).
La muestra forma parte del primer concurso de Catrinas que organiza el DIFEM para reforzar las tradiciones de México y fortalecer la identidad mexiquense dentro de las instalaciones de la Casa del Adulto Mayor, 64 municipios y tres universidades.
En este recorrido, el obernador y su esposa saludaron y convivieron con niñas y niños del albergue del DIFEM, quienes maquillados como espectros y calaquitas, los recibieron con alegría y los acompañaron en su trayecto.
Del Mazo Maza también saludó a los abuelitos que elaboraron estas piezas, a las cuales, en algunos casos, les invirtieron de uno a dos meses de trabajo.
Las piezas muestran elementos propios de cada región como barro o tule, en el caso de Metepec y Lerma, o pencas de maguey que sobresalen en la catrina de Tenango del Valle, así como hojas de maíz teñidas, vestidos típicos de estas fechas, flores de cempasúchil o amaranto, frijol y maíz, presentes en la mayoría de los trabajos.
Además, los concursantes utilizaron materiales reciclados como cartón, papel, unicel, envolturas y pet, entre otros.
Las catrinas ganadoras correspondieron a las Casas de Día de Tequixquiac, que obtuvo el primer lugar; la de Acambay, el segundo puesto y la de Ocoyoacac, merecedora del tercero.
Entre los premios otorgados a los primeros lugares se encuentran pantallas, juegos de mesa, karaokes o reproductores de DVD, para equipar las Casas de Día, así como un viaje a Ixtapan de la Sal.
Los días 31 de octubre y 1 de noviembre, la exposición abrió sus puertas al público y, vestidos como catrinas, calabazas, momias y otros seres de ultratumba, más de cinco mil niños y niñas llegaron al lugar para celebrar el Día de Muertos y recibir su calaverita, además de pan de muerto, tacos, churros, tamales y atole.
Para completar el recorrido, también se colocaron ofrendas típicas de los pueblos originarios del Estado de México como el mazahua, nahua, otomí, tlahuica y matlatzinca.