Papa emocionó con visita a centro de rehabilitación

Roma.- El Papa Francisco I visitó y recorrió los pabellones de la fundación Santa Lucía, centro médico que atiende patologías neurológicas. Ofreció palabras de confort a los pacientes y familiares.

* El pontífice asistió con gran atención a los ejercicios que
permiten a los niños adquirir o recuperar la estabilidad motriz.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco emocionó a pacientes discapacitados motrices y con problemas neurológicos, así como a sus familiares, durante una visita sorpresa que realizó a un centro de rehabilitación, ubicado en las afueras de Roma.
Poco antes de las 16:00 horas local (15:00 GMT), el líder católico llegó hasta la puerta central de la Fundación Santa Lucía y fue recibido entre la alegría y el estupor de un grupo de personas que se encontraba en el estacionamiento.
Inmediatamente después fue saludado por María Adriana Amadios, presidenta de la asociación, y por el director general, Edoardo Alesse, junto al equipo de médicos y voluntarios.
De allí, el Papa se trasladó hasta el pabellón dedicado a la rehabilitación de niños que sufren patologías neurológicas. Francisco saludó a cada uno, bromeó con ellos e intercambió algunas palabras de consuelo con los padres que asistían a la rehabilitación motriz de sus niños. Incluso, el pontífice asistió con gran atención a los ejercicios que permiten a los niños adquirir o recuperar la estabilidad motriz. Luego se dirigió a una sección con pacientes de entre 15 y 25 años de edad tetrapléjicos o parapléjicos, algunos de los cuales como consecuencia de accidentes de tránsito, y recorrió el gimnasio donde los adultos mayores realizan actividades para la rehabilitación.
“El Papa quiso así animar a todos a desarrollar ejercicios físicos y subrayar cuánto sea importante esperar en el futuro y confiar en la investigación científica que permita hacer grandes progresos en este campo”, indicó la sala de prensa del Vaticano.
La Fundación Santa Lucía es un centro de excelencia muy conocido en Roma, especializado en rehabilitación de pacientes con déficit de movimiento y cognitivo, donde son tratadas patologías derivadas de ictus, lesiones medulares, Parkinson y esclerosis múltiple.
Con esta visita, Jorge Mario Bergoglio quiso continuar los llamados “Viernes de la Misericordia”, una iniciativa que surgió en el marco del más reciente Jubileo y que consiste en dedicar un día al mes para realizar gestos de cercanía y apoyo con los más necesitados.