Podrían alcanzar 400 años de prisión los “Monstruos de Ecatepec»

0
23
FOTO NTX

REDACCION

Se perfilan los “Monstruos de Ecatepec», Juan Carlos Hernández Bejar y Patrícia Martinez Bernal, como los asesinos seriales con mayor sentencia en la entidad en los últimos años, al sumar hasta el momento 327 años de cárcel, toda vez que aún faltan dos sentencias más en su contra.

“No serán los más sentenciados en la entidad, pero si podría tratarse del mayor castigo en los últimos años, tomando en cuenta que faltan dos sentencias más que elevarían su pena a casi 400 años de prisión”, detalló el vocero de la Fiscalía General de Justicia, Claudio Barrera.

Cabe destacar que la última sentencia la recibieron el día de ayer 1 de octubre con 40 años más de cárcel, por la muerte de otra mujer, que sumados a los 287 años que ya tenían, arrojan 327, por lo que «la vida no les alcanzará para pagar sus culpas de feminicidio, secuestro y otros delitos», como lo informó el Ministerio Público de la Fiscalía Especializada de Feminicidios.

 Hernández Bejar y Martínez Bernal fueron detenidos el día 4 de octubre de 2018, en calles de la colonia Jardines de Morelos, en Ecatepec, cuando llevaban consigo una carriola en la que transportaban restos humanos, por ello fueron presentados ante el Agente del Ministerio Público, quien inició la carpeta de investigación y luego los remitió ante un Juez en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec.

Derivado de la detención, fueron realizados cateos en dos domicilios ubicados en el municipio referido, donde fueron hallados más restos humanos, de los cuales, luego de llevar a cabo diversas pruebas periciales, fueron identificadas varias víctimas feméninas.

 Desde el 20 de mayo pasado y hasta el día de ayer, la pareja enfrenta ocho condenas, siete de ellas por el delito de feminicidio y una por trata de personas en la modalidad de adopción ilegal.

Los cargos que les quedan por enfrentar son un proceso más en su contra por el delito de feminicidio, y otro por desaparición forzada cometida por particulares, por lo que se espera que la condena se amplíe hasta los casi 400 años.